miércoles, 3 de septiembre de 2008

¿Dónde has estado Khazum?

Bueno amigos, creo que es hora (ahora que habéis vuelto la mayoría de vuestras vacaciones) de contaros donde estuve yo. Algunos sabéis que tenía planeado para la primera semana de Julio, una semana de curso intensivo en A Coruña para aprender élfico y el manejo de runas enánicas, pero no sabéis lo que me pasó en ese viaje, y el por qué de mi ausencia en el mes de julio en el blog, a pesar de estar en la base, investigando e intentando comprender lo que me había pasado en esa fatídica semana...

Todo empezó a mediados de Junio, estaba yo en mi cueva revisando algunas cartas que me habían llegado y de repente encontré un sobre grande y pesado, que no dude en abrir el primero. Para mí sorpresa, no había nada escrito en el remitente, ni notificaciones, ni sellos, pero lo que de verdad me sorprendió fue tener entre mis manos un volumen muy antiguo del Necronomicon, estaba traducido al castellano, pero en un castellano antiguo, casi como el del Quijote. Rápidamente comencé a ojear el tomo y llevaba más de medio volumen y mi cerebro parecía funcionar con normalidad y aún estaba vivo y bastante cuerdo, si es que alguna vez lo he estado del todo.

De repente una hoja se desprendió del libro, pensé yo, que sería por la húmedad y la antiguedad del volumen pero no podía ser así porque al ver la hoja caída y palparla con mis manos, me di cuenta que la calidad de la hoja era distinta y el color no correspondía al del resto de hojas del libro. Con un creciente nerviosismo me la acerqué a la vista y ví más líneas escritas con letras muy redondeadas, como sí hubieran sido escritas con algo afilado o por alguien que no tuviese dedos que ofreciesen resistencia al útil de escritura.

Curiosamente el mensaje estaba en nuestro muy entendible castellano antiguo y decía algo así:


Cierta Torre Húmeda
Un Luchador Hirió Un Monstruo
Obelisco, Rapaz Alada
Artillería Que se Une en el Infinito


Que extraño mensaje es como si alguien que hubiera leído el volumen hubiera hecho anotaciones del mismo, pero que es el mensaje, ¿una especie de rima?, ¿de dónde ha salido?.

Tras horas de investigación, descarté que el mensaje estuviera escrito en castellano antiguo por alguien de la época, puesto que no creo que supieran lo que era la artillería. Deshechada esta pista una multitud de ideas acudió a mi cabeza sobre la información oculta en el mensaje. ¿Una torre húmeda? Quizá pueda ser una torre cercana al mar, o incluso hundida, como el faro de Alejandría, claro además el escritor del Necronomicon es Abdul Alhazred, árabe y posiblemente egipcio. De todos modos me extrañaba que en el caso de ser un acertijo, condujera tan fácilmente a la solución.

Una semana después de haber comenzado a investigar acerca de lo ocurrido, y sin comentarselo a nadie, quizá por cierto egoísmo a lo que pudiera encontrar o quizá miedo, por si alguien me observaba; al fin y al cabo alguien me había hecho llegar ese libro, y sabía donde encontrarme...Cada día que pasaba Egipto iba siendo cada vez una pista más que fiable, país de obeliscos, y en cuánto a la rapaz alada, podrían estar hablando de Horus, el dios egipcio representado por un águila, un ave rapaz. Pero aún seguían cabos sin atar como el de la artillería o el del luchador.

Al fin llegó Julio y seguía sin avanzar, así que decidí apartarlo durante la semana que me iba a Coruña, y centrarme en el curso intensivo de runas, aunque como el viaje iba a ser largo, decidí llevarme la información que había recopilado en ese tiempo. Estaba llegando a León, cuando me desperté en medio del viaje, me había quedado dormido mientras leía una y otra vez el mensaje en clave. Aún me cuesta enteder lo que me pasó en ese instante al ver de nuevo el papel cifrado, fue como si viera nueva información oculta que hasta entonces no había visto y había estado ahí a simple vista, y es que al mirar de nuevo el mensaje desde lejos, se me remarcaron las mayúsculas del mensaje, puesto que son las unicas letras que veia de lejos; y extrayendolas de las líneas, se obtenía lo siguiente ''CTHULHUMORAAQUI', que separando adecuadamente era ''CTHULHU MORA AQUÍ''. Aún me viene a la cabeza el grito que pegué dentro del autobús y por el que me lleve una reprimenda del señor que había a mi lado.

Mi nuevo descubrimiento fue una de las cosas que sabes que no son fruto de la casualidad sino que alguien puso eso en ese orden para que saliera esa frase, por lo que se suponía que el mensaje era una especie de acertijo, en donde se daban claves y parámetros para encontrar la ''tumba'' de Cthulhu, y supuse que esté conducía a Egipto. Decidí ir al curso en Coruña y después tomaría un vuelo hacia Egipto para indagar sobre mis descubrimientos. Sorprendentemente, y esto es lo que más helado de terror me dejó, fue que no llegué a viajar hacia Egipto, no hizo falta...
Bueno os seguiré contando el relato, y es que cuando llegué a Coruña se produjeron ciertos descubrimientos totalmente involuntarios que resolvieron el caso, y es que cuando conseguía escaparme del curso, seguía divagando sobre el caso, mientras vagabundeaba por las calles de la ciudad gallega. En uno de mis largos paseos llegué a un istmo de la ciudad en donde se alzaba una antigua torre de defensa y un faro en la actualidad.




Decidí ascender hacia el pie de la torre para ver las vistas y relajarme un poco, y allí arriba, mientras un lugareño tocaba la gaita estaba yo al borde del mar, el viento en mi cara, y a mi lado llegó un anciano de esos que se mueren por hablar y curiosear. La verdad es que le habría dado un corte, pero en ese lugar estaba deshinibido y relajado y decidí hablar con él, por absurda que pudiera ser la conversación. Así que empecé a hablar con el coruñes y me contó muchas cosas de aquella torre, cosas actuales y cosas del pasado, tales como que un héroe griego, llamado Heracles (Hércules en romano) había sido designado a llevar a cabo una serie de trabajos, uno de los cuales supuso enfrentarse a un gigante llamado Gerión, al que consiguió matar y cortarle la cabeza. Más tarde la enterro y mando construir una torre en memoria de su hazaña, la llamada Torre de Hércules, ante la que me encontraba. De pronto se hizo un silencio entre el anciano y yo, y es que en ese momento se me encendió una bombilla. En el mensaje decía ''un luchador hirió un monstruo'' y también ''cierta torre húmeda''.

Encajaban esas dos líneas, la torre cerca del mar y el luchador, aunque aún no tenía pistas sobre las otras restantes. Me despedí muy agradecido de aquel simpático lugareño y decidí volver a la residencia en donde me hospedaba. No bajé a cenar porque estaba tan enfrascado en mis nuevas fuentes que tenía que reconducir la investigación. Aún me quedaba ver más de la mitad de la ciudad y quién sabe que podría encontrar allí...


Durante una semana me recorrí de arriba a abajo esa ciudad y descubrí lo que quedaba, lo más impresionante. En otro de mis paseos, esta vez por el centro de la urbe, ví varias cosas interesantes, como por ejemplo el símbolo de la ciudad, en donde se veían la Torre, y una calavera que debía simbolizar la cabeza del gigante enterrada bajo la torre. Pero lo que más me interesó fue una cúpula un tanto especial, con un ave muy peculiar...


Un ave fénix, que le daba más mitología a la historia, ya entrenado en las investigaciones, decidí intentar subir a lo más alto de ese edificio e intentar llegar a la mismisima estatua, para ver desde las alturas. No fue posible subir del todo, pero desde lo más que pude subir, constaté dos nuevos datos, uno fue, que el hombre subido al ave apuntaba directamente su vista hacia la Torre de Hércules, mientras que el fénix tenía girada su cabeza hacia 90º más al este, hacia el otro extremo de la ciudad, en donde a lo lejos se alzaba un increible...



...!Obelisco¡. Casi al punto del infarto me dirigí hasta el pie de aquel monumento, sintiendo que cada vez estaba más cerca de algún descubrimiento importante. Pero no veía nada, nada excepto un monte muy extraño, y era extraño porque no había nadie a su alrededor, parecía que esa zona estaba como abandonada, no había construcciones, no había gente, solo el ruido del mar y del viento contra la pared rocosa. Estaba extenuado, y muy cansado, asi que decidi sentarme en un banco que había borde al mar, aunque de espaldas a éste. Cuando me levante y me dí la vuelta ví algo que no había visto cuando me había sentado.


Eso no estaba allí cuando me senté. ¿Qué me está pasando? Algo raro estaba ocurriendome, como un resorte me alejé corriendo, hasta que choqué contra alguien que salió a mi paso en plena carrera. Un vagabundo con pintas de loco que estaba oculto entre unos contenedores y unos cuantos cartones húmedos. Me estaba mareando y ahora solamente recuerdo las palabras que me dijo aquel pobre mendigo, ''Deja que cthulhu te muestre el camino. El ojo que todo lo ve te lo mostrará''. Después de eso, supongo que me desmayé, porque al rato me desperté en aquella calle tirado en la acera, sin rastro del vagabundo, que se habría ido por miedo a que llegará la policía, supongo...

Seguí andando hacia delante mientras meditaba las palabras que retumbaban en mi cabeza como mil 'gongs' sonando al unísono. Hasta que de repente ví algo muy extraño y que jamas había visto nunca en la ladera de un acantilado...

Una enorme esfera de cristal que subía estaba bajando por la ladera de la montaña, pero lo más curioso es que cuando llegó a mi posición, se paró y se abrio como si fuera un párpado...!Claro¡ Eso era lo que quiso decir el méndigo, 'el ojo que todo lo ve te mostrará el camino', pero ¿hacia dónde?, ¿hacia Cthulhu?. Con gran temor me metí en el interior de la esfera y esta comenzó a subir por la ladera, hasta la cúspide de aquel monte llamado monte de San Nicolás...


En aquel momento solo podía pensar en lo que me depararía cuando llegase arriba, sin saber si lo que iba a ver iba a ser capaz de tener cabida en mi racional mente humana. Al fin llegué arriba, baje de la esfera y salí al exterior sin atreverme a mirar hacia el frente. Miré a un lado, y solo ví un cartel...


Gracias por el aviso...miré hacia el otro lado, y solo se veía la cornisa y se oía el rugido de las olas marinas. Por fin, con un paso de decisión me decidí a mirar al frente y al fin lo ví. Mi siguiente prueba. Un inmenso muro de follaje me cortaba el paso, salvo por una abertura arqueda en su centro. Un laberinto, lo que me faltaba, que siguierán jugando conmigo de esa forma cruel...

Avancé y sin pensarlo dos veces me metí en el interior pasando mi mano izquierda por las 'paredes' del lateral del laberinto para no perderme y llegar a la salida de éste, supongo que ya sabéis que es la 'regla de la mano izquierda' en un laberitno. Al final y sin más problemas llegué a la salida de éste en donde había un cartel con una frase tachada que decía, 'Laberinto de San Nicolás', y en donde en su lugar ponía 'Laberinto de Shubb Niggurath'.

Franqueé la puerta de salida de aquel frondoso laberinto, y de repente vi una pieza de...


...artillería, grandes cañones que apuntaban hacia el mar, y que estaban al borde del acantilado. Fui hacia los cañones sorprendido de que no hubiera ni un alma allí arriba, ese monte estaba abandonado. Me metí en uno de los bunker con un cañon en sus dominios, y ví otro edificio del monte, una especie de observatorio o laboratorio, un tanto abandonado, y que apuntaba a las estrellas. Tome las coordenadas a las que apuntaban los cañones y las anote en un dibujo en mi libreta.


De regreso hacia mi residencia, y sin que nadie me asaltara, me puse a intentar descifrar la única parte que me faltaba del mensaje 'que se une en el infinito'. completé mi dibujo de la libreta con las coordenadas de la torre, el obelisco y el fénix. Sorprendentemente, todas las lineas de visión del cañon, el ave, la torre convergían en un mismo punto, que daba al mar. Así que dí mis investigaciones por concluidas, alguien me había proporcionado la información en clave de el lugar exacto en donde moraba Cthulhu, que hasta ahora habia sido una leyenda...


Se acabó mi semana en Coruña, y en mi ultimo paseo por la ciudad, mientras me encaminaba a la estación para regresar, pase ante farolas extrañas y carteles raros, todo indicaba hacia lo mismo, y lo que no sé es ¿Como podía haber estado tan ciego?...


Bueno amigos, siento haberme extendido tanto en mi relato, pero quería que supieráis el motivo de mi asuencia en el blog durante Julio, y sobretodo los descubrimientos que hice. Claro está que aún no me he atrevido a dirigirme a ese punto indicado en donde mora Cthulhu, y no se si alguna vez lo haré...Solo me queda por resolver, ¿qué o quién me hizo llegar ese sobre?.

33 cosas (no) relacionadas:

Nimendil dijo...

¡Por los ojos de Yog Sothoth! Khazum, te has convertido en un auténctico investigador de los mitos. Y lo que es más importante has descubierto lo que llevamos siglos buscando. ¡Iä! ¡Iä! El otro día las estrellas se alinearon, y ahora tú nos muestras la puerta. Es hora de que los elegidos respondamos a la llamada de Cthulhu. ¡Fhtagn!

Khazum dijo...

Maese Nimendil, gracias por el cumplido pero hay que esperar al cambio de Era que va a acontecer para despertar a Cthulhu...

Jeral dijo...

Oigan! Pero si Khazum no muere al final significa que todo es falso!

"Cierta Torre Húmeda
Un Luchador Hirió Un Monstruo
Obelisco, Rapaz Alada
Artillería Que se Une en el Infinito"

Y yo que pensaba que era un acertijo comiquero que evidentemente se refería a Batman y Robin... Maldito Jotacé!

Khazum dijo...

¿Y por que habría de morir?

Jeral dijo...

O al menos volverte loco...

Bano Tuk dijo...

Es una de las ventajas de ya estarlo, uno no puede velverse loco 2 veces...

Nimendil dijo...

Hombre, porque en todos los relatos de los mitos el prota muere devorado o acaba internado en el Sanatorio Mental de Arkham...

Pero no te preocupes, Khaz, que a todo investigador le llega su retoño oscuro, así como a todo cerdo le llega su san martín.

Khazum dijo...

Bano Tuk, creo que lo de San Martín va por Ki...

¿Pero como va a morir el que tiene que desvalar las claves para que encuentren a Cthulhu?Vale que seré el primero en morir cuando nuestra tentaculada deidad resurja, pero hasta entonces estoy vivito y coleando. !Mente limpia¡ y en cuanto a lo de estar loco, siempre he estado como una puta cabra...

Jeral dijo...

Quien dijo que no puedes volverte loco dos veces? Es simplemente como alcanzar el nivel super-sayayin 2 de la locura.

Nimendil dijo...

Si, basta con que pierdas primero más de 5 puntos de cordura seguidos, y después, más de la mitad de los que te quedasen.

Khazum dijo...

GUA JAJAJAJA GUAAAAA YUUUUUJUUUU, HIIIIIEYYYYAS.Sabéis que todos estamos locos no, BIUADHOOOASJKADJKJKN>M;XNIAUE)oiJAsçÀskpnAAAAATONTAAOSSSAASHIUASHUIOH.

En mayor o menor medida...

Lisey dijo...

Bonito viaje, buena historia.
"Yo no estoy loca, soy mentalmente divergente..."

Jeral dijo...

La locura es para los afeminados, nosotros participamos de un plano superior de existencia.

Dinorider d'Andoandor dijo...

de repente Cthulhu desea que Khaz esté vivo para algún cometido especial.

Nimendil dijo...

Que por su propio bien espero que no tenga que ver con tentáculos y orificios corporales...

Khazum dijo...

El 10 de este mes, lo comprenderéis amigos...Cthulhu requiere mi presencia hasta la nueva era, en que despierte...

Dinorider d'Andoandor dijo...

aaaaaah

con esto que me respondió por un momento pensé en que estaría relacionado a las tiras de los viernes

Jeral dijo...

Para los que no queremos morir tan pronto: compramos víveres y nos preparamos para el apocalípsis zombie o es algo menos engorroso lo del 10?

Khazum dijo...

No habéis entendido, el 10 entenderéis porqeu sigo vivo, y porqeué lo seguiré durante un tiempo. Supongo que cuando llegue el momento Cthulhu resurgirá bajo mi intervención, y entonces moriré, y acto seguido vosotros por supuesto...

Nimendil dijo...

¿Y porque el día diez? ¿Algo de la cabala o esas cosas?

Dejame adivinar. 10, si sumamos sus números, 1+0=1 ¡horror! ¡Uno! ¡Justo el número de bocas que tengo! ¡Esto es un presagio de mi muerte, no hay duda!

Lisey dijo...

Sólo tienes una boca?? Qué raro...

Y quién te dice a ti que seguirás vivo llegado el momento..., igual tienes algún accidente inesperado, como caer de espaldas a un cuchillo de carnicero y eso, cosas así pasan a menudo...

Quién fué el que dijo que Cthulhu se comería el planeta entero???

Jeral dijo...

Ese no es Galactus?

Khazum dijo...

Cthulhu me proteje ahora mismo. Digamos que si me tiró desde un rascacielos no me haría papilla. Mirad os lo voy a demostrar...

!AAAAAHHHHHHHHHHHH¡!AAAAAAAAHHH¡!AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAHHHHHHHHH¡

!CHHHOOOOOOOOOOOFFFF¡

Esto me pasa por exceso de confianza. ¿alguien tiene una tirita o un poco de celofan?

Nimendil dijo...

Yo tengo cinta americana, siempre llevo un par de rollos encima.

Khazum dijo...

Prestame un poquito por favor...

Lisey dijo...

Yo sólo tengo mercromina o betadine, si te sirven... Jaja.

Pero vamos, ya que has empezado, mejor rematar......... ¿no? Bwahahaha!! Ejem... Perdón, que me he emocionao... XD

Jeral dijo...

Yo creo que mejor necesitas boligoma o poxipol.

Khazum dijo...

No tampoco hay que pasarse, con la cinta americana de Nim, ya me he cosido el intestino. Por lo menos ya no sangro, por fuera...

Jeral dijo...

Toma mi tarjeta y te pasas por la veterinaria y te suturamos y gratis te hacemos un corte de cola.

Khazum dijo...

¿Me estas llamando animal?

Como dijo C.H. en EPDLS: ''Yo no soy un animal''. !!!YO NO SOY UN ANIMAAAAAALLLL¡¡¡

Ki dijo...

desvarios incongrugentes

Jeral dijo...

Pareceré un profano, pero: quién es CH en EPDLS?

Eso no era de El Hombre Elefante?

Ki: redundante.

Khazum dijo...

C.H.--> Charlton Heston
EPDLS--> El Planeta de los Simios

Comenta con nosotros. Hasta el pequeño Cthulhu lo hace desde su nuevo móvil con tecnología 3G.

Comentad, comentad. Cuanto más comentéis, antes volverá Cthulhu desde su encierro abisal en R'Lyeh.