lunes, 20 de abril de 2009

La Sombra del Poder (2009)

La Sombra del Poder (State of Play)
Todos los hombres del presidente revisited



Una nueva película de periodistas, y con Russell Crowe: no falto a la cita. Una primera escena alienta mis expectativas. La cámara persigue a una mujer desde que sale de su casa hasta que llega al andén del metro. Es una escena normal, pero tomada desde un punto de vista interesante. En ningún momento vemos la cara de ella, ni su figura al completo; la vamos observando a través de un escaparate, de los huecos de una valla, de los agujeros del techo. Me choca, porque en Hollywood no suelen prestar mucha atención a planos originales, sino más bien a centrarse en una acción excesiva. Me gusta ver que alguien allí se toma las cosas de manera más artística. Ese alguien es Kevin MacDonald, director de El último Rey de Escocia y Tocando el Vacío, ambas muy bien valoradas por la crítica tanto en los Oscar como en festivales de corte “más independiente”.
En cuanto a esta película, no deja de ser más de lo mismo. Una nueva versión de Todos los hombres del Presidente mezclada con Ámsterdam, el libro de Paul Auster en el que el jefe de sección de un periódico se debate entre publicar una primicia que aumentará las ventas de su periódico y hundir la carrera de un político que además es ex-amante de su ex-amante, o jugarse su puesto de trabajo.
La película está basada en una serie de la BBC, así que supongo que será esta la que esté “libremente adaptada” en los clásicos del periodismo. Esto no deja de ser un punto a su favor, y aún manteniendo los tópicos que dominan este mundillo, trata de modernizarlo incluyendo la figura de la jefa en femenino y de la bloguera advenediza, que aunque mujeres, cumplen perfectamente los requisitos del género (fílmico); una jefa sin pelos en la lengua y una jovencita con muchas ganas de trabajar y de llegar a ser una buena periodista. El protagonista, Cal, tampoco se aleja mucho de la idea de chulo muy seguro de sí mismo, que encarnara Robert Redford en la ya mencionada cinta, pero dista de aquel en su imagen física, que aunque no deja de ser atractiva, está, en sus propias palabras “sobrealimentada”. Una vez más, los periodistas hacen la función de policías y se toman la ley por su mano, ocultando pruebas e interrogando sospechosos. No faltan tampoco el cuchitril, la comida basura, un pasado emocional tortuoso, contactos en la policía, amigos en el hospital... En fin, una serie de elementos imprescindibles si se quiere hablar de periodismo en Washington, en este caso completados con una trama de corrupción en las altas esferas.

Las alusiones a Todos los hombres del presidente no están ocultas: referencias al edificio Watergate, una foto de la película en el “despacho” de Cal, e imágenes muy similares, como aquella en la que a Dustin Hoffman le cierran en las narices una puerta detrás de otra, y que se repite con Rachel McAdams.

La película en su conjunto es algo lenta, y el argumento un poco cogido por los pelos. Interesante para amantes del periodismo, entretenida para fans de Crowe y buena para quién quiera pasar un buen rato, pero dudo que pase a la historia como la de Alan J. Pakula.
Son interesantes las imágenes de la rotativa que aparecen debajo de los títulos de crédito del final, es una pena que en los cines comerciales tengan la insana costumbre de encender toda la luminaria e invitarte a abandonar la sala cuando la película aún no ha terminado.



Obsérvese la diferencia entre los tráilers.

8 cosas (no) relacionadas:

Khazum dijo...

Joe, llevo todo el fin de semana intentando ir a ver este film, pero al final no he ido. Podríamos anunciar las "excursiones cinéfilas" que hagamos para ver si hay gente que quiera apuntarse o no.

Tengo ganas de verla, aunque ya haya visto la de Hoffman y Redford, que se parece bastante por lo que parece.

bonita frase de la película: "¿Acabamos de infringir la Ley?.//NO, esto es periodismo del bueno"

Guybrush dijo...

Mi profesor de reportaje dice que, mientras hagamos periodismo del bueno, tampoco pasa nada si nos saltamos un poquito la ley. O eso he entendido yo.

No me gusta Crowe, no creo que vaya a verla, ni aunque lleve melenas el hombre y salga una bloggera.

Khazum dijo...

¿Qué no te gusta Crowe? !Vaya¡ A mí no me gusta la maricona del Ben Affleck, pero Crowe es genial.

Hada dijo...

Crowe es más que genial! A Guybrush no le gusta porque un día le estampó un telefono (fijo) a un periodista...

Jaz3000 dijo...

Hola, hola, hace tiempo que no me daba una vueltecilla. Vaya, esa película promete aunque no es mi estilo -voy al cine cuando se trata de verdaderas películas épicas- pero bueno, si esta Crowe, la veré aunque sea cuando salga en DVD -soy parte de los fans de él jaja-

:S No me pueden gustar las versiones dobladas, prefiero en el idioma original.

Saludos!

Ki dijo...

preguntaría quien es crowe, pero para que me deis una lista de peliculas no hace falta.

Nimendil dijo...

Tío, el de Gladiator. Y ahora está rodando una (enésima) versión de Robin Hood.

Khazum dijo...

Y sobre todo Ki el de Master & Commander ("El aniMAL menor")jajaja

Comenta con nosotros. Hasta el pequeño Cthulhu lo hace desde su nuevo móvil con tecnología 3G.

Comentad, comentad. Cuanto más comentéis, antes volverá Cthulhu desde su encierro abisal en R'Lyeh.