sábado, 2 de mayo de 2009

Zábado Zombie (14)

Buenos días, amigos frikis. Vamos con una nueva entrega de esta historia que hacemos entre todos. Pero antes de empezar, una aclaración: Anna ya se ha pispado de que está inmersa en un holocausto zombie. No sabe las proporciones de la catástrofe, pero se huele que ella por lo menos está bastante metida. De todas las personas a las que se ha cruzado después de las campanadas, sólo el hortera de su ex era todavía humano (si es que a un cani se lo puede llamar humano...)

Ayamay, mi querido y beligerante amigo, antes de alunizar sobre la tienda de armas, hay que localizarla. Las estudiantes de intercambio no suelen saber donde se ubican las armerías.

Otra aclaración: creo que yo no dije en ningún momento que las llaves fuesen de una furgoneta Volkswagen, sólo cité la marca. Ahora lo gracioso sería que el heavy tuviese un Beatle rosa.



¡Buip-buip! ¡Buip-buip! -Allí, por fin, estaba aparacado el coche. No le había costado mucho dar con él en las calles cercanas. Pero cada vez había más gente infectada, moviendose hacia ella con sus andares tambaleantes, y Anna se estaba empezando a poner nerviosa. Era fácil esquivar a uno de ellos, pero sería más complicado esquivar a una veintena. Y verse rodeada podía ser fatal. No le había costado acabar con los músicos porque además de infectados probablemente estuviesen también borrachos, pero sería mucho más dificil acabar con toda una docena de esa gente si la estuvieran rodeando.

- Maldita sea, necesito un arma, no voy a llegar muy lejos con este bate.- Pensó Anna en finés.- Si al menos supiera donde hay una armería en esta ciudad... es una pena que las estudiantes de intercambio extranjeras no sepamos estas cosas. Joder, deberían darnos un folleto informativo en la universidad.

Corrió hacia las luces intermitentes. El coche resultó ser una Volkswagen Transporter negra. Se metió dentro y cerró corriendo las puertas. En la parte de atrás había un par de amplificadores y unas cajas de guitarras. Era la furgo del tipo del sonido de la sala La Mazmorra. Sin pensarlo más, arrancó y puso rumbo hacia el Willy.

La furgoneta se deslizaba por las calles, entre un incipiente y creciente caos. La gente infectada vagaba sin rumbo y cada vez parecía haber más. De vez en cuando se veía a algunos no infectados corriendo por sus vidas. Anna pisó a fondo y se alejó de ellos. Los primeros no infectados que vió eran un grupo de neonazis que pateaban un cuerpo caido en el suelo. Curiosamente no parecia ser un cuerpo infectado, porque chillaba con cada golpe. Esto puso a Anna en estado de alerta y la hizo darse cuenta de que en estas condiciones cualquier encuentro podría ser peligroso, independientemente del grado de infección.

Las calles no presentaban ningún tráfico, por lo que no le costó llegar a la zona de los colegios. Sólo tuvo que realizar un desvío: un coche dañado estaba cruzado taponando la calle. Este fue el momento crítico de la noche. Anna vió a los tripulantes del vehiculo al lado de este. Un hombre yacía en el suelo, a un metro escaso de la portezuela del conductor. Una mujer elegante, vestida de fiesta, pero presumiblemente infectada, estaba sentada a horcajadas sobre el hombre, y con horror, Anna vió que estaba mordiendo su pecho ensangrentado. Cuando las luces de la furgoneta iluminaron la escena, la mujer alzó la cabeza. Su cara aparecía toda cubierta de sangre y un rugido surgió de su boca.

Anna echó marcha atrás y tomó un desvió por otra calle. No paró hasta llegar al colegio, aterrorizada aún por las cosas que había visto. No tenía llaves de la valla del parking, así que tuvo que aparcar fuera. Todo parecía tranquilo.


Bien. Vuestro turno, amigos. Vosotros diréis. Preguntad lo que queráis y lo que necesitéis saber sobre la situación. Y recordad: declarad acciones coherentes.

15 cosas (no) relacionadas:

luciernago dijo...

Si va a entrar a su cuarto, lo mejor será que vaya con cuidado y asegurándose, en la medida de lo posible, de no perder de vista el camino por el que entró, pues nunca sabe cuándo va a ser mejor cambiar de idea y salir por patas. Entrar atenta a todo, sigilosa, ir al cuarto, coger lo justo y necesario y volver a salir. Si se encuentra a alguien, quizás debería alertarle, o quizás no. Yo, si supiera que no supone un peligro, procuraría no perderle de vista, que nunca se sabe cuándo te vendría bien algo de carne de cañón. Después de eso, hacer acopio de alimentos y quitarse del medio.

Ki dijo...

yo iria a la cocina del colegio. arrmblaria con una caja o cesta o algo y cogeria todas las latas de comida que encontrase, teniendo preferencia por las de carne y pescado, ademas de aceite, sal y algunos condimentos y algunos alimentos frescos.

ademas, cogeria un par de buenos cuchillos, uno largo y con punta ara defensa en caso de ataque y uno corto, estrecho y de hoja ancha (que es lo mejor que puede tener uno en el campo.) ademas, siempre podemos coger las hachuelas para cortar hueso.

como ejemplo ref. 3036 o 30 55; 3032 o 3050 y 6064 o 6070.

También un abrelatas y una cacerola. Si encontramos a alguien decente, le propondria venirse conmigo.

Nimendil dijo...

Ki, ¿eso es un escaneado de aquel folleto que te pasaron tus colegas del pabellón de seguridad para enfermos mentales peligrosos (o como os gustaba llamarlo, la casa de los chicos especiales)?

Ki dijo...

¿por qué? es solamente una acción coherente que yo realizaría si fuera una tipa vikinga buenorra acosada por zombies y mamarrachos

Nimendil dijo...

No criticaba la acción, sino el enlace que has puesto al libro de cabecera de tus colegas del pabellón "acolchado".

ayamay dijo...

si todo parece tranquilo es q hay un monton de zombis dentro
yo iria dentro con cuidado y un "argumento" grande
en la furgo seguro q hay herramientas

Ki dijo...

tambien seria bueno coger un portatil y buscar en la red que coño esta pasando. ¿nadie nos coge el telefono? llamo a mi casa y pregunto por mis padres, mi hermanito y mi caballo. siempre con muchocuidado y esas cosas, no me despego de mi bate hasta encontrar algo mejor

Thardus dijo...

como estamos perdidos y sin saber que hacer nos metemos en un blog que hablaba de esto de los zombies, ¿seguimos pensando que son zombies o una borrachera/chute que se nos ha ido de las manos?

Thardus dijo...

por cierto si vamos a la habitacion nos cambiamos de ropa y nos damos una ducha si es posible y por supuesto nos cogemos una mochila con lo que pueda ser necesario y el arco si no nos lo hemos dejado en finlandia

Ki dijo...

mierda, bloggfer capo mi comentario, que conste que lo dije antes que thardus... este era mi comentario original

Ki dijo...

que curioso, no me deja añadir links...

aprovecho para vestirme, asi que paso de esto a esto

Ki dijo...

y por ultimo, me pongo ropa de "combate"

Ki dijo...

o mejor todavia

Ki dijo...

bueno, he tenido que partirlo en 5 comentarios, pero eso es lo que dije

ayamay dijo...

yo digo "mejor todavia"

Comenta con nosotros. Hasta el pequeño Cthulhu lo hace desde su nuevo móvil con tecnología 3G.

Comentad, comentad. Cuanto más comentéis, antes volverá Cthulhu desde su encierro abisal en R'Lyeh.