miércoles, 1 de julio de 2009

Metalway 2009 - Viernes 26

Buenos días a todos, amigos. Como os prometimos, aquí llega la crónica del Metalway Festival 2009, relatada por dos periodistas musicales expertos como somos Khazum y yo. Tendréis que disculparnos si la información que damos aparece sesgada, incompleta o errónea, así como si se nos olvida comentar alguna cosa, pero espero que entendáis que, como periodistas musicales expertos, pasamos de apuntar las cosas en una libreta. No es que no la llevásemos, porque de hecho cada uno de nosotros llevamos siempre una para apuntar cosas variadas. Pero claro, en aquel frenesí de cuero y metal no había quien se pusiese a escribir nada y al final las libretas se quedaron en la tienda. Pasó algo parecido con las fotos, que pudimos haber hecho cientos, pero luego al final no hicimos muchas. A los grupos que tocaron de día si les hicimos, porque era más fácil. Había luz, menos gente y más tiempo para apuntar. A los que tocaron por la noche fue más difícil, porque sin luz no salen bien, y hay mucha más gente saltando a tu alrededor y tú también estás saltando porque tienes que corear una canción sobre aplastar enemigos con hachas y no puedes dedicarte a hacer fotitos. Yo, por ejemplo, al final no les hice ni a Stratovarius ni a Manowar. Creo que Khazum si hizo alguna.


Algunos estaréis pensando que vaya mierda de crónica vamos a hacer, si no apuntamos nada y las fotos son pocas y malas. Pero bueno, vamos a contar la cosa desde nuestro punto de vista. Primero, si no os importa, escribiré yo y luego daré paso a Khazum.

(Las fotos, por cierto, las vamos a ir poniendo en orden de actuación, por lo que no estarán relacionadas con lo que se cuente en los parrafos adyacentes)



DÍA 0: De Hobbiton a Los Gamos

Como tipos previsores que somos, despegamos desde Madrid el jueves a las 9 de la mañana. Os voy a ahorrar los pormenores del viaje porque a nadie le interesa saber que Ki confunde las señales rojas con una linea blanca horizontal con las azules con una flecha blanca vertical. El caso es que llegamos a eso de las dos de la tarde. Vivos. Ahora por favor, la señora madre del tío al que se le ocurrió poner la zona de acampada en un puto desierto, que deje de leer esto porque puede que le resulte ofensivo. No, en serio, clavar la tienda en ese suelo era imposible. Todas las piquetas acabaron dobladas. Y un sol. Un puto sol de justicia que convertía aquel desierto en un auténtico infierno. Pero bueno, sobre las cuatro de la tarde conseguimos dejar la tienda bien clavada y nos fuimos a hacer un poco de turismo. Después de visitar la ciudad, Ki, nuestro piloto, nos abandonó a nuestra suerte y siguió hacia el norte, rumbo a no sé que festival nudista del que no ha querido hablar mucho. Cada uno con sus gustos. Lo mejor del sitio aquel es que estaba en una zona en que todas las calles tenían nombre de películones. Así todo el festival se desarrolló entre la calle Centauros del Desierto y la calle Casablanca. Para ir al Eroski cercano cogíamos Los Siete Samuráis y todo así.



DÍA 1: Combo doble y bola extra

Y basta de preámbulos. Pasamos directamente al día siguiente. Nada mejor que una duchita mañanera en las DUCHAS MIXTAS para empezar el día. Y después de vagabundear un rato, desayunar tirados por ahí y volver a ir al Eroski a abastecernos de más cosas que no necesitábamos, abrieron las puertas. Comenzaron BLACK STONE CHERRY, y mientras, dimos una vuelta por el mercadillo e inspeccionamos el recinto. Tres barras, varios puestos de comida, un comedor, una carpa con sombra, unas gradas bajo el puto sol, el mercadillo y la carpa de firmas. Y una fuente. Bastante aceptable. Después tocaban PRONG, y comenzamos la aproximación. No son un grupo malo en directo, pero el hecho de ser sólo tres deja el escenario un poco vacío. Para ser tres y llenarlo todo hay que tener muchas tablas, como otros tríos que tocaron después y de los que ya hablaremos. Pero lo hicieron bien y cerraron con su clásico Snap Your Fingers Snap Your Neck. Todo eso bajo un sol de mediodía que no respetaba a nadie. Y mucho menos a las tropas del metal, cubiertos de cuero y cosas negras. Y hay que aclarar que en Zaragoza en verano el mediodía se extiende desde las 11 de la mañana hasta las 6 de la tarde.


Después de la media hora de rigor para el cambio de instrumentos y escenario, salieron al escenario los chavales de EPICA. Comenzaron dando cañita y al rato salió Simone (para entendernos, la jamona pelirroja). Ya comenté unas cosas sobre los directos de Epica
hace tiempo, y más o menos podría decir lo mismo. Lo que sí diré es que esta vez me gustaron más. El grupo sigue sin un lider que dirija la actuación, pero ha ganado protagonismo el tío de los guturales. Tocaron una horita y desgranaron sus temas típicos. Gustaron bastante al público.


Después de Epica salieron a dar guerra los AMON AMARTH, auténticos vikingos. Esto si fue un auténtico espectáculo, dirigido con fuerza por Johan Hegg, el jefe de la tribu. Todo en su actuación fue épico, empezando por el cartel de fondo, la portada del Twilight of the Thunder God a tamaño enorme. El Johan estuvo bastante simpático e interaccionó bastante con el público, que a su vez respondió bien. El tío hizo su tradicional ritual de beber cerveza local en un cuerno, aunque o yo no me enteré o esta vez no dijo que cerveza era. Hasta hizo un chiste. En un momento va y dice "quiero oir cantar a todo el mundo, da igual que no os sepáis las letras, esto es death metal y nadie se va a enterar si las cantáis mal". Je, cuanta razón llevaba. Como momento destacable está el de la batalla. En medio de una canción, no sabría decir cual, el público se separó en dos, cual mar rojo humano ante un moisés del death metal. Y a un grito de ¡Odeeeeeeen! las dos facciones del público se lanzaron a un pogo masivo tipo batalla. Muy bueno. Como digo, no sabría decir que canción era, porque Amon Amarth es de esas bandas que nunca había tenido muy en cuenta. A mi los berridos no me gustan mucho, y los discos de Amon Amarth son de esos de los de cuando te haces una playlist dura para oirlos de fondo mientras juegas a algún juego de batallas. Pero la verdad es que en directo me sorprendieron mucho y muy gratamente.


Y después de estos vikingos tuvimos que batirnos en retirada. Llevabamos ya cuatro horas al sol con sólo una escasa visita a la barra y aquello empezaba a ser insano. Nos retiramos al campamento base y aprovechamos para ingerir algo sólido. La pena, y me dió bastante rabia, fue perdernos a TESLA, que me apetecían un montón y que según dicen estuvieron realmente bien. Pero si no hubieramos hecho ese descanso probablemente hubieramos muerto. Nos reincorporamos a la fiesta sobre las siete, a la hora justa para ver a TARJA terminar su actuación. En la parte que vimos cantó el Poison de Alice Cooper, el Over the Hills de Gary Moore, la de Nemo y otra que supongo que sería (espero) de cosecha propia. Sus músicos bastante buenos, aunque por ejemplo Mike Terrana estaba ahí desaprovechado. Hay que ver con la caña que puede meter ese tío a la batería y que la malgastase en esas ñoñerías. En fin, pero todo muy bonito, muy glamuroso y muy buen rollito. Al terminar la actuación todos se dieron abrazos entre ellos y se tocaron mucho. Precioso.


Otra media horita de espera y salieron al escenario APOCALYPTICA. Una decepción. Aunque la verdad no se qué esperaba. Claro, las canciones grabadas molan. Versiones de Metallica tocadas con violonchelos. Guay. Pero en directo eso se transforma en tres tíos aporreando enormes instrumentos de madera intentando parecer duros pero sin conseguirlo. Por lo menos tuvieron la decencia de meter a un cantante (bastante soso, por cierto) en un par de canciones, que hizo que la hora que duró aquello se hiciese más amena. Y ni siquiera me parecieron guapos. Al parecer estos son los tíos que tanto les chiflan a las niñas heavies, y la verdad es que no lo entiendo. Y ojo que yo no soy de esos ubermachos hispánicos que morirían antes de reconocer que un hombre es atractivo. Pero uno de ellos, el rubio, parecía la típica cateta que te encuentras en el Carrefour, con la cara hinchada de comer bollería industrial y con los pendientacos dorados. El otro, el flaco, era de estos tipo Jonnhy Depp, con los ojos muy pintados y eso, pero el problema es que parecía sarnoso. Y el mejor era el que no parecía heavy, el más simpático de todos. Lo mejor, que tocaron muchos de los temas clásicos de Metallica, y eso siempre está bien.


Y llegaba lo bueno, señores. El combo mortal: Queensryche, Twisted Sister, Motorhead y Warlock. En cuanto quitaron las cosas de Apocalyptica y pusieron un par de amplis por ahí salieron los de QUEENSRYCHE. En plan sobrio. No pusieron ni cartel de fondo ni nada. Y fue visto y no visto. Salieron, tocaron y se fueron. Tres canciones. Interacción cero. Y se piraron. No tocaron ni media hora. La gente se cabreó y a alguno le sentó bastante mal, yo incluido. Además, la sombra de las cancelaciones de Black Sabbath y Fear Factory el fin de semana anterior pesaba sobre nosotros y si los grupos empezaban a no tocar podía ser malo. Por suerte estos fueron los únicos que hicieron algo de este tipo. Y fue una pena. A mi me apetecía un montón verlos. Porque mira que en estudio son buenos y tienen cada temazo impresionante. Pues nada, oye. Además, el tío salió con un actitud chula, una soberbia que yo no sé a santo de que venía, pero bueno. Enseguida nos olvidamos de ellos.


Este cambio se hizo largo, porque aunque la media hora que dejaron vacía los Queensryche sirvió para preparar lo siguiente, sospecho que Dee Snider no se lo esperaba y no estaba maquillado. Pero por fin, aunque se hizo largo, salieron. TWISTED SISTER, los putos amos. Comenzaron a tope, con el Stay Hungry. En seguida Dee Snider se puso a contarle cosas al público, a través de la parodia de traducción de Eddie Ojeda. Los tíos contaron que como están con el 25 aniversario del Stay Hungry lo iban a tocar entero enterito. De la primera a la última. Esto si que gustó. Sin duda el mejor disco de la banda, un disco redondo, de esos que todas las canciones son buenas, y que incluye los dos himnos I Wanna Rock y We're Not Gonna Take It además del genialísimo The Price. Así que ahí se lanzaron. We're Not Gonna Take It sonó y fue coreado a tope. Y después terminan y dice el Snider: "creo que aquí en España tenéis vuestra propia versión de este tema, no? Que es lo que dicen, Eddie?" y el Ojeda le comentó que aquí cantamos el clásico "huevos con aceite". Así que Dee Snider decidió que había que cantarla. Y la cantamos. ¡Huevos con aceite, oh, huevos con aceite! ¡Huevos con aceiteeeeeeee, y con jamón! Espectacular. Hay gente que ya lo ha subido a YouTube.
Aquí podéis verlo. Nosotros no lo grabamos porque estabamos cantando, aunque mañana si pondremos un par de videos nuestros. En fin, Twisted Sister siguieron desgranando el Stay Hungry y Dee Snider demostró que es un showman auténtico. El Burn in Hell lo bordó como un profesional del escenario, haciendo poses y arrastrándose con un foco rojo apuntándole como si fuera un demonio. Muy bueno, de verdad. Si yo tuviera que elegir una actuación de todo el festival (obviando a Manowar que son el espectáculo puro), sin duda me quedaría con Twisted Sister. Tremendos. Me quito el sombrero ante Snider y sus chavales.


Después de Twisted Sister los pipas empezaron a sacar cosas al escenario. Una batería en una plataforma altísima, mogollón de amplis, banderas, y cosas chulas, como un micrófono con un hueco para meter el whiskey. Y al rato llegó la ira de MOTORHEAD. Lemmy y los chicos salieron a patear culos. Ya sabéis como va esto. Caña a tope. Un ritmo de esos que no sabes si un día tus huevos podrán estarse quietos o si se pasaran toda la vida vibrando. Lemmy tan irreverente como siempre, cagandose en todo el mundo, en todos los motherfuckers que no son tan hombres como él. Cantó las canciones que le apeteciaron. Y además lo dijo: "Como no entendéis las cosas que canto voy a cantar lo que me de la puta gana". Genial. Tuvo también un momento huevos con aceite cuando Dee Snider, ya vestido normal, salió a cantar un poco y a tocar las narices. La verdad es que al final se hizo un poco largo, porque los cabrones no terminaban. Su concierto tuvo más finales que El Retorno del Rey. Parecía que acababan y no, zas otra vez se lanzaban a dar traya. Pero al fin terminaron. Se despidieron y se fueron. Muy buenos, si señor. Para algo son Motorhead.


Y ya tocaba que salieran Doro y sus WARLOCK. Montaron una cosa sencilla, sin cartelón de fondo ni nada. Y allí salió Doro, embutida en cuero, demostrando por qué es la reina del metal. La pena fue que saliera tan tarde y después de tanta caña que nos dieron los otros grupos, porque el público ya no podía con su alma. Doro animaba todo el rato y pedía palmas, pero la gente enseguida se cansaba. Nosotros sin ir más lejos nos retiramos de nuestra posición privilegiada cerca del escenario y terminamos de verlo desde atrás, en una zona más tranquila. Estabamos casi muertos. Después de la insolación de por la mañana, habiendo comido apenas y siendo el último líquido ingerido un Jack Daniels antes de Queensryche, estabamos hechos polvo. En fin, desde la parte de atrás terminamos de disfrutar de los clásicos de Doro y Warlock, como un All We Are largo largo. Muy buenos también.


Y de ahí ya directos al saco. Ni carpa disco metal ni nada. A recuperar fuerzas y a hidratarse para estar fuertes al día siguiente. Yo ni fui consciente del momento en que me dormí. Lo último que recuerdo de ese día es que me quité las botas.


Por mi parte esto es todo. Le paso el teclado a mi brother of metal, Khazum, para que cuente su opinión. Y recordad, mañana a las 9:00 podréis leer aquí, en exclusiva "del mundo mundial" (como diría Joey DeMaio) la segunda parte de la crónica de este Metalway 2009.




Gracias Nimo. Buenos días a todos amigos. La entrada empieza a ser ya más larga de lo que un cerebro humano básico es capaz de soportar. Además Nimendil ya ha contado con pelos y señales todo lo acontecido el primer día. Por lo que no os preocupéis, me limitaré a dar una pequeña opinión de los grupos que tocaron ese día y de alguna cosilla más. Empiezo:


Antes de desgranar mi punto de vista acerca de las bandas de ese día, querría dedicar un par de líneas al "entrañable" personaje que escogió ese recinto desértico, sin un ápice de sombra, bajo un sol abrasador y con el viento del Cierzo a todo trapo despeinando melenas a su paso y annegando ciudades enteras.


Como preliminares tuvimos a Black Stone Cherry y a Prong. Ambos grupos estadounidenses estuvieron bien en su medida. Tocaron sin presión dándolo todo y cumpliendo su objetivo: calentar motores. Pero lo bueno empezó con Épica y con Amon Amarth; a los primeros les conocía mejor que a los vikingos suecos y me gustó bastante su puesta en escena, aunque es cierto que al no tener un líder que dirija la manada no tuvieron suficiente interacción con el público. Todo lo contrario que Amon Amarth, esos vikingos, hijos del metal, tocaron todos sus temas con una garra impresionante. Pidiendo el apoyo del público en todo momento y dando un muy buen espectáculo.


Tras una breve ausencia por la que nos perdimos a Tesla, le tocaba el turno a Tarja la cuál, como ha dicho Nimendil, tocó entre otras el "Poison" de Alice Cooper y el "Over de hills and far away" de Gary Moore. Esta última la destrozó ya por completo. Y es que su abandono de Nigthwish le está costando la carrera a esta chica. Quizá hubiera sido mejor ver a Tesla y omitir a Tarja, pero ese sol de justicia no perdona. Y había que reponer fuerzas para el pelotazo que había esa noche. ¿Qué era eso que tenía en la boca?. !!Ese micrófono parece una p***¡¡


Ya estaba empezando a atardecer cuando los niñ@s de Apocalyptica aparecion en el escenario. La verdad es que le dan un toque original a su música sustituyendo las guitarras por los chelos, pero una actuación de una hora provoca que todas las canciones se acaben pareciendo entre ellas. Lo intentaron solucionar metiendo a un vocalista, pero ni aún tocando a Metallica consiguieron dejar el pabellón alto. Simplemente hicieron una buena actuación. Por cierto Nimendil, al que tu llamas "el más normal de todos" es el morenito ese que se tocaba sus partes mirando al público, ¿no?.


Tras otra ardua y larga media hora de montaje de los pipas apareció la primera esperanza de la noche: Queensryche. Y la esperanza se convirtió en decepción. Aparecieron, cantaron cuatro temas y se fueron. Prefiero pensar que no sabían que había público delante, porque desde luego es una falta de profesionalidad y de respeto a sus seguidores lo que hicieron. mejor dicho, lo que NO hicieron. En fin, creo que no se merecen más mención por mi parte.


Y ya de noche comenzó lo bueno. TWISTED SISTER. En la guía del metalway prometían con TS lo siguiente: "Ahora mejor que nunca. Sin cambios ni más aditivos, con el mismo extravagante maquillaje, los mismos pelos, la misma rabia e incluos con más potencia que antes". Y tenían razón, es más, se quedaron cortos. Fue una actuación brutal, de esas que recuerdas toda tu vida. Dee Snider y los suyos salieron al escenario a darlo todo, a ofrecer todos los temas del 'Stay Hungry', y a ganarse al público dando un espectáculo memorable. Stay hungry, We're not gonna take it, I wanna rock, The Price, S.M.F....Todo, todo y todo. A pesar de que a parte del público le decepcionara que solo tocaran las canciones de un disco, a mí me pareció estupendo. Porque al igual que el "Crimson Thunder" de HammerFall, el "Stay Hungry" de Twisted Sister es un Todo de principio a fin. Como toque especial, aparte del maquillaje y el saber hacer de Snider están las luces rojas y los caretos de Dee en el "Burn in Hell" y por supuesto los "Huevos con aceite". Sin palabras.


A continuación llegó Lemmy a dar tralla de la buena. Pero, no se si será porque aún estaba eclipsado por la actuación de TS, o por la odisea que fue ir a la barra y conseguir volver a nuestra posición estrategica delante del escenario. Pero no me gustó tanto como esperaba. Aún así sigue siendo Motorhead y triunfa allí donde va y Lemmy siempre pone su punto grosero y atrevído en sus actuaciones. Dice lo que otros no se atreven a decir. Pero pienso que podían haber dado más de lo que dieron.


Por último y ya con los pies erosionados hasta la altura de las rodillas llegaron Warlock. Para mí uno de los grupos más esperados de la noche, detrás de Twisted Sister, por supuesto. Un público ya agotado intentó darle a Doro y compañía todo el recibimiento que pudieron. Pero aunque tocaron todos sus mejores temas, no consiguieron hacerse con el timón del barco. Aún así me encantó el "Burning the Witches" y el "All we are". Y por supuesto lo buena que sigue estando Doro con sus cueros sobre su piel.


Después de todo, retirada al fortín y a recargar energías para recibir a los verdaderos dioses del metal: MANOWAR


Pues lo dicho. Mañana la segunda parte del Metalway 2009 con Manowar. no os la perdáis.


Y después de todo parece que hemos hecho más fotos de las que pensabamos, así que toca poner unas cuantas seguidas, las de la actuaciuón de Warlock.






Y ahora ya si que sí, eso es todo.

10 cosas (no) relacionadas:

Nimendil dijo...

Aprovecho para informar de que los redactores de SdR vamos a retirarnos unos días a nuestra mansión de verano para tomarnos un pequeño aunque merecido descanso del guerrero, así que estaremos un par de días ausentes.
Portaos bien.

Ki dijo...

vale, lo haremos

Khazum dijo...

Yo aprovecho para deciros, que con motivo del retiro a nuestra mansión de verano. Esta semana no habrá prueba de los px.

Jaz3000 dijo...

¡Vaya! Si que ha sido un gran espectáculo. Me leí el artículo completo, me gustaron mucho las fotos, y aparecieron grupos que me gustan. Espero algún día participar en un concierto como este.

Luego de lo leído, se merecen el descanso.

Un abrazo ;)

Jeral dijo...

Espectacular post, espectacular aventura, excelentes grupos. Me sumo al anhelo de Jaz de algún día poder participar de un evento de esta envergadura (jiji, en verga dura, ji ji ji).

Dinorider d'Andoandor dijo...

¡Qué taal espectáculo! Me hubiera gustado estar en lo de Amon Amarth por lo menos.

Nimendil dijo...

Pues lo que tenemos que hacer es un día ir todos juntos a uno, ¡warriors of the world united! De hecho, dejadme soñar un poco, me imagino un plan estupendo: todos comiendo una enorme barbacoa en una mesa larga con una bandera de Sima de Rol de fondo. Después jugaríamos unas partidas de rol y luego ya, más tarde, acudiríamos al concierto a disfrutar de la música.

Ki dijo...

sueñas demasiado, la nave nodriza solo tiene espacio para 7...

Khazum dijo...

a no ser...

Lograi el Luciérnago dijo...

En primer lugar... ¡cabrones! :p
En segundo lugar... ¿la versión de Tarja de Poison no era una mierda pinchá en un palo?
En tercer lugar... ¡Huevos con aceite...! XD
En cuarto lugar... ¡¡cabrones!! XD

Comenta con nosotros. Hasta el pequeño Cthulhu lo hace desde su nuevo móvil con tecnología 3G.

Comentad, comentad. Cuanto más comentéis, antes volverá Cthulhu desde su encierro abisal en R'Lyeh.