jueves, 2 de julio de 2009

Metalway 2009 - Sábado 27

Buenos días, amigos. Nimendil al habla. Aquí estamos de nuevo. Hoy nos toca la crónica del segundo día del Metalway. La dinámica será la misma que la de ayer: Primero yo, después Khazum y las fotos en orden de actuación de los grupos a lo largo del post. Así que allá voy con mis críticas.


DÍA 2: La calma y la tormenta

Para este segundo día nos lo tomamos con más calma. Aún así nos levantamos prontito para evitar colas en las DUCHAS MIXTAS. El primer día los dioses me bendijeron con la suerte de pillar una ducha con agua caliente. El segundo día los dioses estaban de resaca y pasaron de mí. Como comentó un colega de ducha, había dos grifos, el de agua fría y el de agua muy fría. Ya me gustaría a mi ver a los Manowar ducharse con un agua tan jodidamente helada.


El caso es que a la hora de apertura ya estabamos listos para comenzar. Mientras esperábamos a que abriesen las puertas, se oía a los Manowar ensayar desde el escenario. Hay que ver, así que después de todo también se levantaron prontito para preparar el show de por la noche. Pero se fueron antes de que abriesen y cuando llegamos allí ya se habían ido y estaban montando las cosas para el siguiente grupo. Estos siguientes eran HOLYHELL, uno de los grupos "apadrinados" por Joey DeMaio y su discográfica Magic Circle Music. Yo no había oido cosas suyas más que de pasada en la radio y me gustaron bastante. A pesar de seguir la fórmula de moda de "peludos + jamona de busto generoso", no eran uno de estos típicos grupos. Su cantante, que se presentó a si misma como María, tiene una buena voz que ya quisieran muchas para sí. La actuacióin estuvo bien y se marcaron una versión del Holy Diver muy satisfactoria. Habrá que seguir de cerca a estos chicos.


Después de la actuación de Holyhell, tanto ellos como Manowar iban a estar firmando en la carpa de firmas. Nosotros no teníamos nada para que nos firmasen, y sobretodo, no queríamos esperar una cacho de cola al solazo de los Monegros. Pero sin embargo si que nos acercamos a curiosear un poco. La primera anécdota de las firmas la protagonizó la primera fan que estaba allí esperando. En cuanto la dejaron pasar fue corriendo hacia los warriors of steel para que le firmasen las tetas. Hay una foto del momento en que Eric Adams está en ello. Después salió la muchacha más contenta que un niño con zapatos nuevos. De sus tetas firmadas no hay foto, porque aunque a ella no le importase, a mi, que soy todo un caballero, no me parece de buen gusto fotografiarle las tetas a una chica desconocida.


Después de ver como el efecto fan se extiende también entre los hijos del rock fuimos a ver al siguiente grupo, CANDLEMASS, que siguieron en la misma tónica que Holyhell. Montaron una cacho de bandera muy malvada, con una especie de angel satánico, pero luego eran unos tíos normales que hacían música normal.


A todo esto, hay que decir que este segundo día nos lo tomamos con más calma. Queríamos llegar vivos a Manowar y descartamos la idea de hacer como el día anterior. Esta vez pasamos de meternos en el bollo a saltar y vimos los conciertos como unos señores desde la sombra de la carpa. También comimos más decentemente, un kebab después del descanso de Candlemass y un perrito antes de Gotthard.


Pero antes de precipitarnos con Gotthard, hablemos de los grupos que tocaron entre medias. Los siguiente fueron PRIMAL FEAR, un grupo que me apetecía un montón ver. Si no hubieran tocado de 3 a 4 nos hubieramos metido a saltar, pero además era después de comer y no hubo ganas. De todos modos fue una buena actuación, muy digna de ser repetida en mejores circunstancias.

Los siguientes en saltar al escenario fueron PRETTY MAIDS. Soltaron buen rock and roll y nos dieron lo más parecido a lo que yo, desde que vi
esto, siempre he querido ver en directo: un duelo de guitarras. Fue un poco en plan parodia, pero, eh, fue un duelo de guitarras y me quedé más contento que la tía con las tetas firmadas por Manowar.


De los dos siguientes grupos recuerdo poco. Creo que hicimos una visita al campamento base, y cenamos, de eso estoy seguro y luego nos abastecimos de botellitas de agua para aguantar hasta Manowar en el centro. DARK TRANQUILITY eran un poco chillones y hacían bastante ruido, aunque tenían más pinta de trashers que de oscurillos. MOONSPELL si que iban más en plan rollito tiniebla, pero claro, la cosa perdía un poco al ser todavía de día.


Ya bien abastecidos, con tres botellines por cabeza para agunatar los tres cambios de grupo, nos metimos a tope en el sarao. Con el día ya muriendo GOTTHARD salió al escenario. Unos tíos muy rockeros y muy simpáticos. Además sus conaciones son muy cantables y se disfrutan bastante en directo. Fue una de esas actuaciones divertidas que dejan buen sabor de boca.


Ya con la noche cerrada llegó el turno de STRATOVARIUS. Unos Stratovarius reformados, después de los años de excesos y actuaciones rídiculas. Pero no dejaban de ser unos Stratovarius capados, sin Tolkki ni el bajista original. Hubo una época en la que a mi los Strato me molaron un montón. Cuando hacían esa música rápida de la hostia, mucho antes de todo este rollito Dragonforce que tan de moda está ahora. Pero esos Strato rápidos eran también muy crudos. El Episode, por ejemplo, es un disco con muy pocos arreglos. Sin emabrgo el grupo poco a poco fue metiendo más y más arreglos, hasta llegar a los límtes de ahora, en que abusan de ellos. El concierto fue como el último disco. No es malo, pero carece de fuerza, de garra. A pesar de todo tocaron algunos (pocos) de los temas clásicos, incluso el Speed of Light, y por eso me lo pasé bastante bien. Pero en fin, mi sensación fue esa, que no estuvo mal, pero que podía haber sido mejor. O mejor aún, podía no haber sido. Stratovarius es un grupo que tenía que haberse disuelto en su momento y no volver. Y si les daba la gana de volver tendrían que haberlo hecho con otro nombre. Porque estos no son los Strato que a mi tanto me molaban.


Después del blandito de Kotipelto tocaba un poco de lado oscuro, tocaba sentirse malos. Y ahí llegaron los IMMORTAL, con sus caretos pintarrajeados. La verdad es que tener que tragarme una hora entera de gritos satánicos no me hacía mucha gracia pero decidí afrontarlo con estoicismo. Y según avanzó la cosa se fue poniendo mejor. El batero le daba realmente bien y por lo menos ritmo no faltaba. Yo no salté ni coreé ni nada, pero me lo pasé bien. Al lado teníamos a los del pogo, que no era un pogo normal sino satánico, esto es que no se limitaban a empujarse, sino que se metían unas hostias de cuidado. Y levantaban a gente para moverla por encima del público. Nunca había visto eso. Por cierto, un saludo a mi colega, el que no sabía si era él o era yo al que habían levantado. También fue divertido corear cosas de Manowar mientras el tal Demonazz decía cosas malvadas.


Y también fue un buen concierto porque delante tenía una chica realmente guapa y muy simpática. Si no os importa, lectores, voy a aprovechar que escribo en un medio de gran difusión (je, je) para enviar un mensaje personal. ***A esa pequeña pelirroja tan guapa que estaba junto a mí mientras tocaban los Immortal. Yo era el tipo con barba y melena que te protegió de los empujones de los satánicos y que gritaba mensajes pro-Manowar. El mismo tipo al que abanicaste. Tú estabas con tu amiga coja, con un tipo alto que se parecía a Alice Cooper, con el que enseñó la camiseta de Los Suaves y con el colega que se mareó. Si lees esto quiero que sepas que me quedé prendado de tí, pero para cuando quise hablar contigo te habías perdido entre la marea metálica y no te volví a ver. Sin intención de que esto suene mal, me gustaría contactar contigo. Como ya saben todos por aquí, este es mi correo: nimendil@hotmail.com Y si no, ya te buscaré el próximo año o en el próximo concierto de Immortal, quien sabe xD*** Bien, pues después de este pequeño espacio para mis mensajes personales, que no deberíais haber leido a no ser que fueséis bellas chicas pelirrojas, seguimos con la crónica. Pero en serio, una chica preciosa.


Los satánicos se piraron y llegó lo que todos habíamos estado esperando: MANOWAR. Como debían haber estado probando todo por la mañana, ahora el montaje no duró mucho y no se hicieron de rogar. Salieron a tope, con sus clásicos más clásicos, con sus canciones sobre ellos mismos, kicking asses por todos los lados, derrochando carisma. Y no sólo hicieron sus canciones clásicas, sino todos sus clásicos, aquellos que los convierten en los tíos que mejor espoectáculo dan: discursos, coros, los invitables solos de DeMaio, mogollón de interacción con el público, incluso sacaron a un tío al escenario, una de las cosas que hacen los Manowar que más me gusta.


El discurso de Joey DeMaio fue genial, totalmente en español. Khazum grabó un video del momento. En el video también sale PlagaRock, el tío que salió a tocar con ellos. Hay que ver como tocaba el cabrón. Le dieron una guitarra y se puso ahí él sólo a hacer sólos y a tocar. Luego el Joey se le unió en un intento de tocar el Battle Hymns. Luego, eso ya no sale en el video, se unieron los demás y tocaron el Gods Made Heavy Metal. Y al final le firmaron la guitarra y se la regalaron. Como le dije en los comentarios del video, se la merecía, joder, porque lo hizo de puta madre. Un auténtico guerrero entre los hombres.


Y el show de Manowar continuó. Uno tras otro iban soltando temazos que todos cantabamos. Yo no paré en todo el concierto, estaba en éxtasis. Todas las fotos de Manowar son de Khazum. Yo ni me molesté en sacar la cámara. De hecho es que no bajé los brazos durante todo el concierto. Cuernos por aquí, puños por allá y sobre todo el sign of the hammer una y otra vez.


No podía faltar otro de los clásicos, Joey arrancando las cuerdas del bajo. Una a una la fue agarrando y ¡fwash! las arrancaba de un tirón. No se cual será su truco, aunque lo sospecho, pero el caso es que le queda bien al cabrón. Y al final de todo, el lamento de los reyes, el Crown and the Ring. Épico, espectacular, apoteósico. Con una cantidad de fuegos artificiales que ya querrían para si las fiestas de año nuevo. Y ya después saludaron, afirmaron que eran los mejores, que nosotros también, y que diesemos por seguro que volverían. Y se fueron, dejándonos a todos en trance. En verdad os digo, hermanos del metal, que este ha sido el espectáculo más grande que he visto en mi vida. Hacía tiempo que no disfrutaba tanto como disfruté esa noche.


DÍA 3: El retorno del guerrero

Después del espectáculo vivido la noche anterior nos permitimos el lujo de amanecer un poco más tarde que los días anteriores. Aún así, a las 10 ya teníamos la tienda recogida y el armamento empacado. Así que abandonamos el lugar de acampada donde todavía descansaban muchos de los aliados de la noche y buscamos una sombra para esperar a Ki, que pasaría a recogernos con la nave nodriza sobre las 12. Mientras los troopers of metal iban retirándose nosotros matamos el tiempo jugando a las 20 preguntas, pero estabamos tan cansados que no hicimos muchas. Ki llegó, realizó una operación de extracción digna de los mejores comandos y nos pusimos en marcha, rumbo a la mansión Sima de Rol.


La anécdota de la llegada fue que casi duermo en el ascensor. Al volver de pasear a la perra el ascensor se quedó colgado entre dos pisos y no le dió la gana de moverse. Llamé por el pinganillo de emergencia y una simpática señorita me aseguró que enseguida vendría alguien a sacarme. Yo estaba muy cansado. Era ya pasada la una y había dormido menos de 9 horas en los últimos tres días. Lo único que quería era irme a la cama. Así que me senté en el suelo, me recosté en una esquina y me quedé frito. La perra se durmió a mi lado. Cuando llegó el tío del rescate nos encontró dormidos a los dos. Y ni siquiera había traido herramientas enormes ni sierras circulares. Abrió el ascensor con la mano.


Bueno, pues hasta aquí la crónica niméndila. Le paso el cetro de poder a Khazum, jinete del viento negro, que os contará su versión de los hechos.




Buenos días de nuevo amigos, hoy intentaré resumir más mi parte para que no os quedéis ciegos de tanto leer. Y espero que las fotos os amenicen el post.

Al día siguiente, ya con las energías renovadas, nos dirigimos de nuevo al recinto de conciertos para disfrutar de un nuevo día de metal. Pero sobre todo esperábamos que llegara el momento de la actuación de Manowar. Así que allí estuvimos Nim y yo, con nuestras camisetas de Manowar, todo el día, sin descanso, viendo a las bandas correspondientes.


El día empezó suave y melódico con apenas media hora de actuación de los Holyhell, un grupo de la discográfica de Manowar. A mí personalmente me parecieron buenos, tenían el buen ritmo de Rhino, ex-batería de Manowar y una voz potente como la de la vocalista femenina del grupo. Supo a poco. Enseguida llegó al escenario Candlemass, según el folletito del festival, un grupo de doom metal. ¿Doom metal? A mí me sonó al metal clásico de toda la vida. No me gustaron tanto como Holyhell pero estuvieron bien.


Después, en las horas más calurosas del día, actuaron Primal Fear y Pretty Maids. En mi opinión ambos grupos se merecían otros horarios, en el que los pudiéramos disfrutar más. Ambos dieron lo mejor de sí mismos, haciendo participar al público, amenizando en todo momento la actuación y ofreciendo buena música; hay que tener en cuenta que a pesar del calor, consiguieron reunir a un numeroso puñado de seguidores. Aunque ambos me gustaron quizá me quedo más con Primal Fear y con su “16:6”, que me encantó aún más en directo que cuando la había escuchado anteriormente.


A continuación llegaron Dark Tranquility y Moonspell, dos grupos de death o dark metal. Creo que ya he dicho anteriormente que no me gusta este tipo de música. No es que me parezca desastrosa, sino que no le veo la garra y la vitalidad que la música debería de tener. Ninguno de los dos me hizo cambiar de opinión al respecto. Aunque sería mejor preguntarles a sus fans que les pareció su actuación. Desde luego a mí no me llamaron la atención.


Y cuando el sol comenzaba a caer en ese maldito páramo inhóspito comenzaron a aparecer los grandes grupos. Primero fueron Gotthard, que liderados por Steve Lee y acompañados por los guitarreos de Leo Leoni nos trajeron su rock melódico pegadizo y lleno de coros en los que pudimos participar. Fue uno de los mejores grupos que había escuchado ese día, y sobretodo el más alegre. Me quedo con el “Anytime, Anywhere” y por supuesto con el “Lift U up”. Como anécdota queda que casi cojo la púa que me lanzó Leo Leoni y que rebotó en la palma de mi mano.


Tras los suizos vinieron Stratovarius, que se presentaban en sociedad una vez más, después de haber superado, o eso parece, la crisis interna y polémica que vivieron hace algún tiempo. La verdad es que yo tenía las esperanzas puestas en la actuación de Startovarius esa noche, pero tengo que decir que me decepcionaron. Y no soy el único que lo piensa, ya que entre el público surgían de vez en cuando gritos de “Timo ca****” y otras cosillas más. El concierto fue soso, sin interactuar con el público, ni siquiera Timo. Y salvando el “Hunting high and low”, el “Speed of Light” y el “A million lightyears away” su actuación fue tirando a mediocre para un grupo con la trayectoria de Stratovarius. En él nos ofrecieron además canciones de “Polaris”, su último disco. Se hizo eterno. En este caso Nimendil y yo estuvimos a punto de coger una de las baquetas.


Por último, y antes de Manowar, les tocaba a Immortal dar su granito de arena. Estaba convencido de que este grupo de death metal, cuyos componentes cantan con sus caras pintadas, no me iba a gustar. Es más estuve todo el día pensando que los podían haber puesto por la mañana. Pero la verdad es que luego, al verles actuar, me hicieron cierta gracia y me gusto el ritmo que le daban a sus temas. No conocía ninguna, ni se hacían entender, pero no estaban mal del todo. Además es muy gracioso ver a esas mariconas pintarrajeadas que van de tipos duros y que cantan rodeados por fuego. (Seguro que luego van a su casa y a jugar con sus barbies). Si Joey DeMaio les pillara… También me llamó la atención la forma más rara que tenían sus más adeptos fans de celebrar sus canciones: saltando y chocando unos contra otros de una manera poco cortés. Como alternativa estuvo bien, eso sí, las dos últimas canciones estaban llenas de falsos finales que volvían a empezar una y otra vez llegando a ser extremadamente pesadas.


Y por último, llegaron los Manowar. A esas alturas de la noche, yo estaba de nuevo destrozado. Pero fue oír los primeros acordes de Manowar y fue como si ya no sintiera nada, solo la música. Era ligero, estaba como hipnotizado. Fue impresionante. Los Manowar empezaron con artillería de la buena como el “Call to Arms”, el “Brothers of Metal” o el “Kings of metal”. Todas cantadas y coreadas a grito pelao por todo el público acompañando a Eric Adams. Me es difícil describir con palabras como fue la actuación de Manowar; fue algo fuera de lo normal, impresionante, orgiástico. Nunca había visto algo tan espectacular, ni había sentido tantas cosas a la vez en mi vida. Ni siquiera con Queen.


Como ya es tradición tras un breve solo de Joey DeMaio, subieron a un fan para tocar la guitarra con ellos, en este caso PlagaRock, como ya habréis visto en el vídeo que hice. La verdad es que el chaval hizo un buen recital y no se amilanó al estar ahí arriba ante tanto fan del true heavy metal. Se ganó la guitarra que le firmaron y le regalaron.


La actuación de Manowar seguía, llegaron el “Battle Hymn” y el “Warriors of the World”. Para entonces yo ya estaba afónico y fuera de mí. Y para cerrar la actuación un apoteósico final con “The Crown and the ring” mientras un bonito espectáculo de fuegos artificiales y otros útiles de pirotecnia adornaban el cielo. Quizá eché de menos el "Swords in the wind" o el "Figthing the world" pero es que con la cantidad de temazos que tiene Manowar, siempre acabaría faltando alguno. Os repito que su actuación fue algo maravilloso, algo mágico; solo por esa actuación ya había merecido la pena todo el viaje, y yo lo volvería a repetir. ¿Cuándo es el próximo concierto de Manowar? Ahora sí que ya me puedo morir.





Bueno lectores, pues eso es todo por mí parte. Gracias por vuestra atención y un saludo.


Y como Khazum hizo un buen reportaje gráfico de los Manowar vamos a lanzarlas todas seguidas, una ráfaga de metal, en exclusiva para vosotros.


















¡¡¡Viento neeeeeegrooooooooooo...!!!


¡¡¡...fueeeegooooooo...!!!


¡¡¡...y acerooooooooooooooo!!!

17 cosas (no) relacionadas:

Guybrush dijo...

Espero que para cuando vuelvan (y yo vaya) sí que toquen Black wind, fire and steel.

No tengo mucho que comentar, la verdad... solo quiero dejar constancia de mi sana envidia. Ahí queda.

Heavy metal or not metal at all.

Anónimo dijo...

JA
批發

seo

網路行銷

Dinorider d'Andoandor dijo...

Buena crónica muchachos, se nota que lo pasaron genial, eso es lo que me gusta de los conciertos, sentir la masa en acción al ritmo de los propios intérpretes y todo eso.

La parte de Nim me recordó a mi mismo pues me ha pasado algo parecido alguna vez, eso sí, sin perra durmiente al lado. Y de la pelirroja, pues para nada te culpo porque son mi debilidad.

Jeral dijo...

Nimendil tiene novia! Nimendil tiene novia!

Khazum dijo...

¿Y la pelirroja?

Ki dijo...

¿y el mensaje de la pelirroja?

Bano Tuk dijo...

Es cierto ¿Donde coño esta?

Bano Tuk dijo...

Creo que Jeral y Leo, se llevarian de puta madre

Lintu** dijo...

xD
Siento solo haberme leido la parte de Nim... pero acabo de llegar de viaje y me he levantado a las 8, y como que no tengo ganas de leer xDD

Jajaja, no se si Nim ha ligado pero la chavalina si, eh! xDD

Aaaah!!! Strato!! xDD
Bah, tienes razon, perdieron mucho, pero con el último trabajo remontaron un poco xDD

Khazum te tengo abandonao no he leído tu opinion xD

Me dais envidia, malas bestias ¬.¬

Nimendil dijo...

Ya estoy aquí, por fin, más de una semana después vuelvo a estar en un sitio con internet.

A los que habéis comentado, que queréis que os diga, vuestra envidia es justificada.

A los redactores, al parecer no hubo mensaje, fue una pequeña broma de la redactora de guardia.

Ki dijo...

¡a la hoguera!

Jeral dijo...

Quién es Leo? Genial concierto como ya dije.

Nimendil dijo...

Leowin, una de las DOS mujeres que pertenecen a la asociación Pifia D100. Los detalles pedídselos a Ki.

Jeral dijo...

Ki, detalles!

Nimendil dijo...

Le da vergüenza decir que tiene novia. No quiere que dejemos de imaginárnoslo como un friki granudo y pajillero.

Khazum dijo...

Jaja. No pasa nada Lintu. Lo llego a entender, y es que cuando los post son tan largos...!Puff¡

Lograi el Luciérnago dijo...

¡Viento negro, fuego y acero! ¡De metal llevo forrados los huevos!
Espero que contacte la pelirroja, ¡tengo curiosidad! :p
Por cierto, si la morena de larga melena ondulada con camiseta de Saxon que estaba en el concierto de Within Temptation (antes de los propios Saxon) en el Metalway de Jerez del 2006...
Jo, espero que no lea esto, porque me va a dar tela de palo, ahora que tengo novia formá XD

Comenta con nosotros. Hasta el pequeño Cthulhu lo hace desde su nuevo móvil con tecnología 3G.

Comentad, comentad. Cuanto más comentéis, antes volverá Cthulhu desde su encierro abisal en R'Lyeh.