jueves, 10 de septiembre de 2009

Stieg Larsson no era jugador de rol

Este verano llegaron a mis manos los dos primeros libros de la famosa trilogía de bestsellers de Stieg Larsson. Me los leí y constaté que efectivamente no merecen la fama que han alcanzado, aunque por otro lado tengo que decir que tampoco creo que merezcan las críticas demoledoras que han hecho algunos.

Comentándolos con otros lectores, allí en Mordor, hubo un par de pasajes en particular del segundo libro que a todos nos llamaron la atención y que a algunos les parecieron que por sí sólos ya echaban por tierra el resto de la novela. Se trata de las proezas físicas de Lisbeth Salander.

Atención que meto SPOILER. Los dos momentos en cuestión son, uno, cuando Lisbeth machaca a los dos moteros, y dos, cuando le pegan tres tiros y sale de la tumba. A mis contertulios ambos momentos les parecieron totalmente fantasiosos y poco realistas. Estoy de acuerdo en el segundo, pero no tanto en el primero.

Yo para ver el realismo de estas situaciones las he analizado como si sucediesen en una partida. Obviamente, una partida con un reglamento realista. Sería ridículo analizar una situación del mundo real con el reglamento del Dungeons, en que es prácticamente imposible morir de un sólo golpe. Yo he utilizado el reglamento del Cyberpunk para comparar, que es, a mi juicio, uno de los reglamentos más drásticamente realistas en cuanto a combate se refiere.

1ª situación. Lisbeth sale de la casa y se encuentra con los dos moteros que justo llegan en sus harleys. Los dos tipos son peligrosos, según describe Larsson ambos han cumplido varias condenas por palizas y asesinatos. Pero son lentos, y están confiados. Lisbeth sabemos que es muy ágil por lo que cuentan de cuando aprendió a boxear.

Los moteros atacan de uno en uno, como en las pelis de chinos. El primero lanza varios puñetazos, pero Lisbeth los esquiva y rocía al motero con spray de pimienta en la cara. Aturdido y cegado. Aprovechando el aturdimiento le patea los huevos. Otro turno aturdido, además de la pérdida de 1d6 puntos por patada menos el modificador corporal de Lisbeth que es -2 (TCO muy débil). Como sigue aturdido le patea la cara. Otro d6 de daño, que se dobla por ser en la cabeza. El motero habría perdido una media de 7-8 puntos. Está grave, pero sobre todo está cegado por el spray.

El otro motero comienza su acción al ver esto. Calza la moto y empieza a sacar su pistola. Lisbeth salta y lo patea con los dos pies. El motero cae, evitando que la moto le pille la pierna. Cuando va a sacar el arma Lisbeth le dispara con el taser en los huevos y lo deja frito. Le quita el arma y va a por el otro, que se está levantando. Apunta y le dispara en el pie. La pistola es una 9 mm, que hace 2d6+1 PD. Menos un par de blindaje por la bota y otros por el TCO, de media perdería unos 4 puntos. Entra en estado crítico y tira contra aturdido con -2 a la salvación. Lisbeth aprovecha y se pira.

Es la típica jugada con coña. Te subestiman, ganas la iniciativa y los machacas. El factor clave es que se sienten tan seguros de poder con Lisbeth que el segundo motero no saca el arma hasta que su colega está jodido. Es difícil, pero tal y como está planteado, es realista.


2ª situación. Lisbeth ante la tumba que han cavado para ella los malos. Discusión innecesaria tipica de los malosos que termina con una distracción de Lisbeth en la que gana unos momentos en los que consigue neutralizar al gigante rubio. Comienza a huir pero el viejo saca una pistola y le dispara. Atención, momento mágico. Ella intenta esquivar y la bala sólo le impacta en la parte exterior de la cadera. Un segundo tiro le impacta en el omoplato izquierdo. Cae al suelo, y cuando se va a incorporar, el viejo le pega otro en la cabeza. A dos centímetros por detrás de la parte superior de la oreja es lo que dice el texto. Le perfora el hueso y la bala se aloja unos cuantos centímetros por debajo de la corteza cerebral. Los malos, claro, la dan por muerta.

Hagamos un cálculo. La pistola, según nos enteramos luego, es una Browning del 22. Una pistola "de boy scouts" la llama Larsson. Un arma de ese calibre hace, a efectos de juego, 1d6 puntos de daño. Poniendo de media 3, que Lisbeth se come enteros por no tener MTC los dos primeros tiros le hacen perder unos 6 PD. Está grave. El tercero es en la cabeza. Se dobla el daño. Si en el d6 sale más 4, el daño total supera 8 y el miembro se considera destruido. Estaría muerta. Poniendo que sale el daño medio, 3, no estaría muerta pero se comería 6 puntos que la dejan en estado crítico a punto de pasar a mortal. Eso si estuviera intacta al recibir los balazos. Pero es que apenas una hora antes (50 minutos, dice) el gigante la había reducido por la fuerza en un cuerpo a cuerpo en le que Lisbeth se lleva varios golpes, en los que como mínimo habría perdido un par de puntos, con lo que después del tiroteo se quedaría en mortal 1. Sabiendo que su Tipo Corporal es muy débil, hay grandes probabilidades de que fallase la tirada de salvación y muriese mientras la enterraban y durante el tiempo que pasa enterrada, con muy poco oxígeno.

Pero bueno, pongamos que sale de esa. Los impactos de bala han sido lo menos malos que podían ser y la tía sobrevive. Después de un rato despierta de la conmoción y descubre que la han enterrado. Así que se pone a escarbar y a empujar y al rato, toma, sale de la tumba. Y todo eso lo hace con una bala en el cráneo y un brazo inutilizado por el impacto en el omoplato. Y si me dices que eso lo hace alguien fuerte, algún otro personaje del libro, por ejemplo el boxeador o la lesbiana del tai-boxing, pues vale, pero que lo haga la tía cuya descripción destaca por las palabras débil y flacucha me parece risible.


Así que por eso, y aunque esté feo insultar a los muertos, me da a mi que Stieg Larsson no era jugador de rol. Lo siento por él.

16 cosas (no) relacionadas:

Ki dijo...

tendras que pasarme esos libros

Guybrush dijo...

Vale. Pero échale un ojo a cualquier programa de Impacto TV. MILAGROSAMENTE, a pesar de la avioneta envuelta en llamas que cae sobre el público, el coche descontrolado que cae por el precipicio y el toro que cornea repetidas veces al corredor, NADIE RESULTÓ HERIDO DE GRAVEDAD. A lo mejor sacó un par de 20 naturales.

Quentin Tarantino tampoco es rolero: a Uma le meten un escopetazo a bocajarro y también sale de su tumba.

Nimendil dijo...

Si, de hecho al leerme el libro pensé en ese caso. Pero joder, eso es distinto. Es un milagro, igual que cuando las balas no impactan sobre Jules y Vincent.

Ene Fluorescent dijo...

Si nos creiamos los episodios del equipo A o de Mcgiver hay que creerse esto tambien. (Yo por lo menos en mi tierna e inocente infancia me lo creía)Afortunadamente nunca se me ocurrió lanzarme de una furgoneta en llamas precipicio abajo porque ellos siempre salían ilesos.

En el anterior post he escrito lo poco más que he conseguido averigüar. Además ahora he hablado con el master y me ha dicho que sacerdotisas no hay, que puedo ser una clérigo humana o elfa lunar y que el reglamento es el de D&D pero ligeramente modificado (vamos, como que en mi casa jugamos así)
Podeis llamarme padawan xDDD

Nimendil dijo...

Te contesto en el otro, padawan Ene.

Khazum dijo...

Es díficil de creer, sobre todo lo de desenterrarse, pero, como ya han dicho, McGyver y el Equipo A hacen cosas aun peores. No sé es muy confuso todo esto para mí y más aun sin haberme leído los libros.

¿Qué buscamos en las películas y los libros? ¿Qué nos sorprendan, que nos enganchen, que nos guste la historia, o que sean puramente realistas?. Supongo que una mezcla de todo.

Lintu* dijo...

Joder, si que es increíble, la verdad, y más si es un pejota que se destaca por su debilidad física...
Y más siendo una novela minimamente realista.
Además ya con la bala en el craneo estaría bastante cao, encima los golpes y el balazo en el omoplato sin contar el poco oxigeno que queda.
Estais seguro que este hombre no se fumaba algo?
Porque vamos...
(Y que le tengo respeto al hombre eh?, a pesar de ese comentario)

Ene Fluorescent dijo...

En realidad eso es lo que mola, yo no me leo un libro para que me cuenten la vida de una chica que se levanta por las mañanas, va a clase, come, se vicia al ordenador seis horas y se acuesta. Yo me leo un libro para trasladarme a un lugar donde puede pasar de todo, para normalidad y realismo ya tengo mi propia vida.

Lintu* dijo...

si tienes razón Ene

O como deciamos un amigo y yo un día:

"Nuestra vida es un muermo, solo en la ficción a los protas cada día les secuestran los vampiros o se enfrentan solos contra todo un ejercito, y la má interesante que nos puede pasar a nosotros es quedarnos sin leche y tener que hacernos los cereales con coca-cola..."

resume mucho la idea esa de realismo xDD

Ki dijo...

mmm cereales con cocacola... ¿habeis probado a echarles juanolas o caramelos de menta?

Nimendil dijo...

Si, pero dentro de la vida llena de acción de los protas de las historias que nos gustan tiene que haber cierto realismo para que sea una buena historia, los personajes tienen que cumplir las leyes físicas del mundo en el que viven. Si cuentas con que el prota tiene la capacidad de regenarar sus heridas, vale, le pegas un tiro y a los diez minutos está como nuevo, pero esa es la gracia del personaje. Pero si sitúas tu historia en un mundo realista tienes que ser coherente con ello.

Yo siempre intento reflejar esas cosas en mis partidas. Por ejemplo, en Cthulhu o Cyberpunk las cosas tienen que ser mínimamente realistas, dentro de las concesiones de cada ambientación. Es decir, un investigador que entre en una guarida de sectarios y sea acribillado con una Thompson es muy difícil que sobreviva. Sin embargo en cualquier partida de fantasía, ya sea MERP, D&D o similares, pero sobre todo en Dungeons, un pejota entra en una cuava de orcos y lo acribillan a flechazos y puede aguantar cinco o seis flechas casi sin inmutarse.

Ki dijo...

o 10, 12 o mas, segun su armadura y las drogas que lleve encima

Khazum dijo...

Estoy de acuerdo Nimendil. No se pueden saltar las leyes de la Física así como así.

No empecemos con las juanolas...por cierto el otro día por error tomé leche con cacao y un chorrito generoso de zumo de naranja (no preguntéis por qué)...buenísimo¡¡

Bano Tuk dijo...

Era Vodka con naranja, no zumo de naranja...

En el equipo-A, no hacian tantas proezas, lo mas lograr dormir a MA, para que volase y que Murdock no se estrellase.
McGyver, cualquier ingeniero en 3 puede fabricar todo eso con los instrumentos que el tenia.

Un tiro que supera el hueso y esta sobre la oreja es muerte, aunque sea solo por las esquirlas del hueso se le metan en el cerebro.

En cuanto a pedir realismo a las partidas o libros creo que hay que saber darle ese toque de ficcion bien dado.
Aqui segun discutimos lo metio porque el personaje le molaba y no se molesto en currarselo demasiado, porque en un principio dejarla bajo tierra le iba mejor

Nimendil dijo...

Claro, lo McGyver no tiene nada de alucinante: con una goma elástica un palillo de dientes y dos arandelas, ¿quién no es capaz de construir un portaviones?

Lograi el Luciérnago dijo...

"Quentin Tarantino tampoco es rolero: a Uma le meten un escopetazo a bocajarro y también sale de su tumba."

Un escopetazo de sal gorda, en realidad...

Comenta con nosotros. Hasta el pequeño Cthulhu lo hace desde su nuevo móvil con tecnología 3G.

Comentad, comentad. Cuanto más comentéis, antes volverá Cthulhu desde su encierro abisal en R'Lyeh.