sábado, 5 de septiembre de 2009

Historia de una ida, una fiesta y una vuelta

Aquí Ki, caótico maligno. La entrada de hoy sale con retraso porque esta recién sacada del horno... literalmente.

Hoy me apetece contaros una historia. Es la historia de una ida, una fiesta y una vuelta, aunque pasará a los anales de la historia como “El Caso de la Carita Sonriente”

Esta historia, que como toda buena historia, empieza un viernes por la tarde en algún lugar indeterminado de la cuarta dimensión echando una partidilla. En este caso, la partida era de ciberpunk, más Asunto Pharmacón que se relatará a su debido tiempo.

Estábamos los tres reunidos, (¿Cómo que qué tres? Un ex-elfo todavía gay, un enano marica y yo) después de la inesperada partida de Leowin a lejanas tierras viciosas. Intentábamos matar al tiempo con nuestras uzis y recortadas, pero se nos hizo tarde y tuvimos hambre. Si me hubiera acordado de comprar la comida básica de todo rolero, pizzas, nunca hubiéramos tenido que hacer esa llamada. Pero no me acorde y la hicimos. Llamamos por teléfono ¿o era a través de la Red de Redes? En cualquier caso la siguiente conversación se produjo:

Telepizza, ¿que desea?
Madalenas, ¿no te jode?


Después de discutir durante 35 minutos acerca del contenido que debería tener nuestra comida, acabamos pidiendo como hacemos siempre: Una de 4 Quesos y otra mitad Hawaiana mitad Barbacoa. Estábamos en eso cuando nos acordamos de que hoy era el cumple de Anita, una niña pequeña muy mona que vive en la mente de Nimendil. Había que celebrarlo, y pedimos una cara feliz y contenta para ello. También decoramos la casa, nos disfrazamos y bailamos y cantamos canciones para recordar. O como dijo Guillermina, entrañables juegos y canciones de antaño... La Asociación Pifia atacaba de nuevo.


Descubrimos que Nimendil es un elfo de Papa Nöel



Decoramos a Khazum



Pedimos la comida. Si, esa es mi Ono-Sendai 3456 Versión Submarina



Disfrazamos la casa



Hicimos bailra hasta la extenuación a Nimendil. Luego lo agitamos y lo descorchamos por la cabeza como si fuera Champán


Ya puestos, le preparamos una trampa al pobre hombre que nos traería las viandas, aunque solo era fotográfica y salió un poco mal,y además blogger hizo desaparecer la foto despues de que yo me deshiciera de ella, asi que no hay documentacián gráfica de la cara del pizzero, pero bueno, lo más sorprendente fue que ¡si que nos trajeron la Carita Sonriente!

22 cosas (no) relacionadas:

Lograi el Luciérnago dijo...

¡Nimo me ha plagiado las patillas! :p

Dinorider d'Andoandor dijo...

¡OH! ¡¡Nim trabaja con el gordo de rojo!!!
bueeeeeh.... nadie es perfecto


este... ¿ensayaban coreografías?

Nimendil dijo...

Es que llevaba mucho tiempo con barba y había que hacer un cambio.

No es que bailemos cada vez que quedamos para rolear, pero aquello tenía que parecer una fiesta infantil y como aún no nos hemos comprado la guía de Batman...

Y los gorros, joder, es que Ki sólo tiene disfraces navideños en su cueva.


Ki, dijimos que no pusieses nuestros jetos... eres un cabrón. La poca reputación que nos quedaba se ha ido a la mierda.

Ki dijo...

taché los ojos...

Jeral dijo...

Jajá! Si voy a España ya sé cómo reconocerlos... y salir corriendo! Uy! Qué fiesta más "loquita".

Lintu* dijo...

Nimo, tío, ayudante de Papa Noel...

U.U

Ki, tapar los ojos no cuenta, aun el jeto se reconoce...

Khazum dijo...

Tranquilos, calmad esos humos:

1) Recordemos que Nimo ya había enseñado su identidad a los lectores.

2) La venganza es un plato que se sirve frío...jajajaja (risa malvada de Mordor)

Nimendil dijo...

Pero ninguno (o casi ninguno) se acordaba ya. Además no creo que sean capaces de encontrar de nuevo esa foto en los archivos del blog...

Nimendil dijo...

Aunque no deja de ser curioso que en las fotos de aquel post también llevase mi camiseta del stormtrooper. Todo está relacionado.

Lograi el Luciérnago dijo...

O eso, o que no te la cambias...

Dinorider d'Andoandor dijo...

cierto, recuerdo que también estabas de ese color, no recuerdo cuando fue, cuánto ha pasado?

Ki dijo...

la camiseta es parte del ecosistema que rodea a nimendil. pues si a mi me quitan los ojos, no podria reconocer a nadie

Lintu* dijo...

Anda, que post, eh?
Que me pica la curiosidad payo.

Bano Tuk dijo...

Sabia que dejaros solos no era una buena idea...

Khazum dijo...

Lo que te prediste...globos, gorros y pelucas, fotos y música de ABBA de fondo....Nuestra reputación por los suelos.

Nimendil dijo...

Calculo yo que habrán pasado un par de años. Tal vez sólo año y medio. O tal vez menos. Podría buscarlo pero... se perdería el misterio.

Jeral dijo...

Ya digo yo que estaban festejando el Día del Orgullo Gay.

Khazum dijo...

!Hombre¡El y lo que faltaba...

Nimendil dijo...

Eso lo dices porque no has visto a Khaz el Día del Orgullo. Cuando lo ves con un tanga de cuero y pinzas de la ropa en los pezones nada de lo que haga te sorprenderá. Nunca más.

Lintu* dijo...

Tanga de cuero?
No de leopardo? Joooo
Pinzas en los pezones?
Chicos dejar de jugar a rol, os afecta a vuestro cerebro...

Ki dijo...

no es culpa del rol. nunca culpes al rol de eso. Puedes buscar explicaciones en sucesos vergonzantes de nustras vidas, decir que nos caimos de la cuna y nos golpeamos la cabeza con una esquina... 18 veces en un dia o decir que debido a ciertos abusos que cometieron con nosotros tenemos ciertos traumas infantiles que nos hacen ver determinadas conducatas sociales poco consideradas como lo mas normal del mundo, pero jamas, jamas culpes al rol.

Lograi el Luciérnago dijo...

La culpa no es del rol. Es de los padres. Que los visten como putas...

Comenta con nosotros. Hasta el pequeño Cthulhu lo hace desde su nuevo móvil con tecnología 3G.

Comentad, comentad. Cuanto más comentéis, antes volverá Cthulhu desde su encierro abisal en R'Lyeh.