domingo, 15 de febrero de 2009

Garras de Zabildo

Publicada originalemnte 3/05/07
Nombre: Garras de Zabildo

Objeto: Garras metálicas


Historia:

Estas garras fueron creadas por Libusza, un eminente herrero que tenia un gran problema: Vivía encerrado tras los muros de un castillo por orden de su rey, que no quería que utilizase su talento nada mas que para crear bellos objetos para él.

A Libusza esto no le importaba, vivía bien, comía todos los días y tenia un horno perfectamente equipado y mantenido por una legión de aprendices que le servían. Así, Libusza creaba juguetes de gran belleza que podían rivalizar con los de enanos y elfos, armas tan afiladas que podían cortar un copo de lana en la corriente de un rió y un sinfín de maravillas hechas con el producto de la tierra.

Sin embargo, el rey no estaba satisfecho. Su obsesión por Libusza creció tanto que no sólo le impedía salir del castillo, sino que, en su afán porque nadie mas poseyera sus artilugios, acabo encerrándole en un profundo pozo. Todo el mundo tenia prohibido acercarse a es pozo y el propio rey en persona era el encargado de descolgar las cestas con comida para alimentar al prisionero.

Libusza, en su desesperación, cavó en el fondo del pozo y encontró una veta de mineral en bruto, al que dio forma con piedras en un horno construido con restos de recipientes y alimentado por las cestas. Tal era su habilidad y tal la calidad del metal encontrado, que creó una barra casi irrompible, que seccionó en varios trozos, afilándolos contra las paredes del pozo. Este proceso le llevó muchos ciclos lunares, tantos que perdió la cuenta.

Finalmente, utilizando las barras como crampones, escalo la pared del pozo en una noche sin luna y, con el mismo método, saltó las murallas y corrió mas allá de los limites del reino.

El rey, enfurecido, mandó buscarlo, pero cuando lo encontraron, se había instalado en otra corte, y su nuevo rey lo defendió contra los ejércitos del tirano. Así, Libusza vivió hasta el final de sus días conocido como uno de los más grandes forjadores de la Historia.

Solo tuvo un pequeño incidente mas, cuando un kender llamado Zabildo Tornamestre se “perdió” y acabó en su forja. Unos instantes después de echarlo, se percataron de que las garras, colgadas en un sitio honorífico, habían desaparecido, pero... ¿Quién es capaz de cazar a un kender con un juguete nuevo?

Ficha Técnica:

Tipo: Funciona como una daga
BO: +10 (cada una)
Peso: 0.5 kg (cada una)
Crítico: 1º Perforación, 2º Tajo.
Propiedades Mágicas: No son mágicas, simplemente están muy bien construidas.
Otros:

Cuestan 1 Punto de Historial

+10 a trepar.

4 cosas (no) relacionadas:

Nimendil dijo...

Como todos sabréis, Zab no fue el único que utilizó las garras de Libusza, también Ghan de los Bosques las usó. Cuando Zab murió, todo quedó carbonizado excepto las cuchillas. Fueron recogidas por un mercenario, que las perdió apostando contra un orco en Kanendore. El orco se las vendió a un explorador elfo en TirQuanor, que las unió a unos guantes de cuero. Luego se los regaló a un guerrero del bosque por una deuda de vida. El guerrero se las dió a su ahijado, Ghan, cuando este salió de aventuras.

Cuando Ghan se retiró de la vida de aventurero vendió todo su equipo a un mercader ambulante, incluyendo las cuchillas del afamado Libusza. Quién sabe en que manos estarán ahora...

Bano Tuk dijo...

Estos son los tipicos objetos que encuentran los hobbits, u kenders...

Ki dijo...

Tambien los tienen los dragones. Y de serie.

Ki dijo...

¿Nadie pregunta por la foto?

Que conste que la encontre despues de escribir la entrada, pero por casualidad, y me vino al pelo.

Ilustra exatamente lo que eran las garras...

Comenta con nosotros. Hasta el pequeño Cthulhu lo hace desde su nuevo móvil con tecnología 3G.

Comentad, comentad. Cuanto más comentéis, antes volverá Cthulhu desde su encierro abisal en R'Lyeh.