lunes, 30 de junio de 2008

Músicos en la Naturaleza. La Crónica








Ayer se cocía algo en Hoyos del Espino. Gafas de sol y camisetas negras pululaban por los pedregosos caminos de este pequeño pueblo de la provincia de Ávila. Sus 451 habitantes (254 hombres y 197 mujeres) reciben desde hace tres años por estas fechas a más de diez mil personas, que acuden al festival Músicos en la Naturaleza. Nunca hay más coches en las calles de Hoyos del Espino; ayer no quedaba una calle vacía ni un espacio hueco. Y nunca está tan lleno (completo) el Camping. Bajo la mirada atónita de muchos lugareños, un Bob Dylan estampado en camisetas se paseaba por las empinadas cuestas del pueblo. Y los hoteles llenos. Los de Hoyos del Espino y sus aledaños.

Músicos en la Naturaleza. Y menuda naturaleza; en plena sierra de Gredos, rodeada de rocas erosionadas en la era cuaternaria y altos pinos, se encuentra la finca el Mesegosillo, enclave del festival.



Este año el cartel estaba compuesto por el indescriptible Bob Dylan y su banda, y el grupo de pop español Amaral. Pero, contra todo pronóstico, la estrella no era el gran Dylan, sino Eva Amaral. Podría decirse que Dylan fue telonero de Amaral, pero preferimos quedarnos con la versión “los mejores primero”.

La sencillez del escenario que acogió al “maestro” y a sus cinco prodigiosos músicos (Tony Garnier, George Receli, Stu Kimball, Denny Freeman y Donnie Herron) contrastó con el despliegue de medios que utilizó el grupo Amaral: humo, sirenas, luces de colores, pantallas, efectos...Los pegadizos estribillos pop con las irreconocibles canciones de Dylan.



Bob Dylan and his Band












Escenografía de Amaral









Contrastes. Entre el poderoso Rock de la banda de Dylan y la quietud del paisaje.

Sin duda un lugar maravillo para escuchar a un músico maravilloso.

Y los habitantes de Hoyos del Espino han oído a una estrella, al mejor músico del siglo XX. Y las cabras hispánicas de la sierra. Y las vacas pardas. Y las cigüeñas del campanario. Y las lagartijas. Y las ranas del río Tormes. ...Y una servidora.




Rana del Tormes





Bob Dylan. Aquí y Allí. Hoy y Siempre!






El día después









Para leer la crítica del Concierto de Dylan: http://wearepartofthesolution.blogspot.com



12 cosas (no) relacionadas:

Nimendil dijo...

Lo de que Dylan tocase antes es como si Amaral fuese una niña pequeña: déjala que toque ella después, hombre, que le hace ilusión.

Hada dijo...

Demuestra lo majo que es Bob

Ki dijo...

bueno

Ki dijo...

bueno

Bano Tuk dijo...

bueno...

Hada dijo...

bueno bueno, qué?
Bob Dylan es La leyenda viva del Siglo XX y XXI!

Khazum dijo...

Bob Dylan es un genio. Y en cuanto a compositor no le gana nadie¡

Pedro J. dijo...

Dylan es un señor mayor. Sus seguidores también. Por eso tocó primero, para irse pronto a la cama. A las 9.30 empezó, sin esperar a la mitad del aforo que todavía estaba fuera.

Hada dijo...

si te parece se iba a poner a esperar.
El problema fue la mala organización. En ningún sitio ponía quién tocaría antes, asi que los que fuimos a ver a Dylan tuvimos que aguantar a los poperos que habían cogido un buen sitio para ver a Amaral...

Khazum dijo...

Claro, y tiene que estar Dylan, esperando a que lleguen todos, no te fastidia. Es como si en una obra de teatro, hasta que no se hayan llenado todas las localidades vendidas, los actores tengan que esperar, sin comenzar la representación de la obra....

galko dijo...

Ambos conciertos estuvieron muy bien. Me gustó que Amaral cerraran la noche para así poder disfrutar de Dylan a la luz del día (al principio) y porque los zaragozanos le dieron más vidilla a la cosa, como era de esperar. He agregado esta crónica a mi web, donde también tengo una crónica de aquella tarde-noche (http://mercadeopop.blogspot.com). Salud!

Anónimo dijo...

uy, el gran dylan elige, las vacas sagradas del pop del s.xx eligen, jó, pero...en eso llegan los amaral, y a hervir la sangre, voz, letras con fondo transparente y soñador en azul, la gloria...y si estuvo el dylan, pues mejor que mejor ¿no?

Comenta con nosotros. Hasta el pequeño Cthulhu lo hace desde su nuevo móvil con tecnología 3G.

Comentad, comentad. Cuanto más comentéis, antes volverá Cthulhu desde su encierro abisal en R'Lyeh.