martes, 30 de junio de 2009

Experiencia de la partida Metalway`09

Hola a todos malditos bastardos. Una vez más, aquí Ki, caótico maligno redactando entradas para que vuestros pútridos cerebelos puedan pudrirse un poco mas.

Vamos allá con la experiencia ganada durante el viaje a Zaragotham por los intrépidos exploradores, donde PP quiere decir Puntos de perfeccionamiento.

Nimendil: 4 PP en trasegar alcohol, 3 PP en mirar culos, 1 PP en sobar culos, 8 PP en dormir con hombres en la misma tienda, 2 PP en jugar con el jabón en la ducha.

Khazum: 4 PP en trasegar alcohol, 1 PP en mirar culos, 1 PP en sobar culos, 1 PP en ser sobado, 8 PP en dormir con hombres en la misma tienda.

Ki: 16 PP en conducir, 2 PP en sentirse esclavo-chófer, 5 PP en sentir como le engorda el culo, 6 PP en mitos de Pratchet.

Aparte de todo, le debéis 20 eurodolares cada uno a Gordo Máster, aunque se podría plantear la posibilidad de pagárselos en carne.

Eso es todo, no olviden rellenar sus hojas de personaje y tenerlas listas para que las firme el Amo Del Calabozo en la próxima sesión.

lunes, 29 de junio de 2009

La resaca del guerrero: especial huevos con aceite

Buenos días, amigos. Nimendil al habla. Aquí estamos. Hemos sobrevivido. Ayer llegamos todos de nuevo a la mansión Sima de Rol. Ki, Khazum y yo desde Zaragotham, ese desierto, y Hada desde Londres, donde cada cual disfrutamos de sendos festivales de rock and roll. Si véis a donde quiero ir a parar, esto significa que hoy no hay post "oficial", puesto que no estabamos aquí para prepararlo. El único que estaba era Bano, y ya habéis visto lo que hace cuando se le da un poquito de responsabilidad.

Pero bueno, si ayer volvimos de la batalla, from a battle we came, a lo largo de esta semana podréis disfrutar de las crónicas, to a battle we ride, redactadas en exclusiva para lectores de este blog.

Y para que no os vayáis de vacío, un pequeño adelanto de la crónica del Metalway. Con todos ustedes, Dee Snider, de Twisted Sister, el tío más grande del festival, cantando Huevos con Aceite.

¡¡...huevos con aceiteeeeeeeee, y con jamooooón!!

Durante los próximos días estén atentos a sus pantallas para no perderse las crónicas del Metalway y del London Hard Rock Calling.

Para leerlas los primeros os recomiendo que os pongáis a la cola. También os recomiendo que busquéis un buen sitio en la cola. A ser posible tan bueno como el que tenía yo el otro día, con vistas de toda Zaragoza (o eso me contaron).

Con cariño, dedicado a esta simpática chica que aguantó varias horas bajo un sol de justicia metida en esos pantalones de cuero.


Y eso es todo. No nos engañemos: esta entrada era sólo para abriros el apetito y rellenar el hueco. Misión cumplida. Los próximos días más. Un saludo.

domingo, 28 de junio de 2009

Remigus

El siguiente relato fue presentado al concurso de relatos del Club de Rol Cota de Malla, que lamentablemente, no gané, así que os quedasteis sin los orcos de gominola que iba a repartir entre los lectores de Sima de Rol, la próxima vez será...

REMIGUS

Aquella noche podía haber sido como cualquier otra. Llovía. Llovía mucho, pero, ¿cuándo deja de llover en esta parte del mundo? No fue esa la razón que hizo que de esa noche el principio del fin. La verdadera razón fue él, el forastero de la capa roja.
Me acuerdo de todo como si fuera ayer. Y ya han pasado los años. Muchos, la verdad, pero esos sucesos de los que me habla marcaron mi vida para siempre. Yo me encontraba en la taberna de Lucius, llena a reventar, como siempre. Estaba sentado en mi sitio, al final de la barra charlando con amigos y conocidos. No había habido nada raro en la zona hasta el momento. No crea a los que le cuenten que vieron luces en el cielo desde meses antes, ni a los que le digan que ellos lo sabían por el comportamiento de los animales. Si es cierto que el ganado estaba nervioso, pero eso se debía a que alguna bestia, probablemente lobos u osos, habían matado y descuartizado algunas reses en los campos. Si es cierto que se mostraban más audaces que nunca, pero era el comienzo del invierno y no había demasiado que comer. Se organizó una batida y se cazaron unas cuantas alimañas, algunas bastante grandes, pero ninguna era un gigantesco lobo blanco como dicen los rumores que he oído por ahí. Los dioses no son tan considerados. Jamás avisan de los planes que tienen previstos para nosotros de maneras tan directas y descaradas.
Como le digo, era el comienzo de invierno y no había demasiado que hacer. Las labores del campo estaban terminadas, ya sólo quedaba esperar a la primavera para la siembra. Los destrozaterruños tenían mucho tiempo libre y únicamente podían hacer dos cosas. Quedarse en sus cabañas de paja y barro, soportando a sus mujeres y a los críos, o en el bar, bebiendo con los compañeros. Dudo mucho que alguno se lo planteara como una elección. Era obvio lo que iban a hacer.
Si conocierais a estas gentes como las conozco yo, no pondríais esa cara de extrañeza. No en vano llevo viviendo con ellos la mitad de mi vida. No tuve más remedio, llegué aquí de paso y acabé quedándome para siempre. No es tan malo como parece una vez que te acostumbras a la rutina diaria, porque aunque no tenemos los entretenimientos de las grandes ciudades, tampoco tenemos su nivel de delincuencia, ni los malos olores ni los problemas con los viajantes, aventureros y demás escoria que pueblan los bajos fondos como las ratas las alcantarillas. Cómo llegué a esta aldea y lo que me pasó por el camino es otra interesante historia, pero no tiene nada que ver con los motivos que le han traído a hablar conmigo. Se la contaría con gusto, no tengo mucho más que hacer por el momento y es una de las favoritas de los niños. Después de muchos años contándola se ha transformado un poco, añadiendo algún combate heroico por aquí y alguna sabia decisión por allá, pero se ha convertido en una de sus predilectas y siempre me piden que se la cuente cuando vienen a verme.
Para que entienda mejor el resto de la historia debo hablarle de la gente de la zona. Basta decir que estos rudos campesinos raramente hablan. Es parte de su forma de vida, puede verlo usted ahora mismo. Se quedan acodados en la barra y sentados a las mesas, callados y casi sin moverse. Solo beben, en silencio. Beben hasta caer inconscientes si es preciso. Lo hacen para evadirse de la pobreza y la miseria en la que viven, para no pegar a sus mujeres e hijos o por cualquier otra razón. Esta es una vida dura, pero es lo que hay. Cuando por algún motivo tienen que hablar, prefieren hacerlo borrachos. O con los puños. Más de una vez ha habido heridos, a veces de bastante gravedad, aunque lo habitual son extremidades rotas y conmociones. Su comportamiento es el mismo en el trabajo del campo. Duros y recios como una roca, pueden trabajar de sol a sol sin quejarse, arando la dura tierra, acarreando enormes montones de leña o cualquier otro trabajo pesado. El problema es que también tienen el mismo entendimiento que una roca de granito.
No es de extrañar que la solución del viejo tabernero fuera tan popular cuando se decidió a abrir el local. Todavía hoy sigue siéndolo, tanto entre ellas como entre ellos. Y además, es eficaz. Sobre todo es útil para ellas. Desde que el viejo se instaló aquí, las palizas a mujeres se redujeron drásticamente. Eso sin contar que la posada supuso la llegada de visitantes y viajeros. Como usted. Como yo. Y eso supone dinero. Nadie le hace ascos a un doblón reluciente. Ni sucio, ya que estamos. Lucius fue soldado en alguna de las muchas guerras que asolan el Reino más a menudo de lo estrictamente recomendable. Luchó bien pero perdió un brazo, una herida fea y una amputación bien hecha. Tuvo más suerte que otros y lo licenciaron, así que se encontró de repente en la calle y sin trabajo. Invirtió todos los ahorros que le quedaban en comprar y adaptar esto para que fuera una posada. En aquel entonces el pueblo estaba cerca de la encrucijada, a no más de medio día de camino y algunos viajeros recorrían esa distancia para ahorrarse unas monedas. Por el mismo precio que habrían pagado en otro lado, aquí obtenían además una buena cena caliente, lo que era de muy de agradecer, sobre todo cuando caían las primeras nieves. Este sistema duró hasta que hicieron el gran desvío de de la carretera Norte. Desde entonces se tarda casi un día en llegar hasta aquí y ya no compensa hacer el camino por tan poca diferencia. El pobre Lucius tampoco ha tenido buena suerte en los negocios, pero trabaja duro y lo que saca con la gente del pueblo y algún viajero ocasional le es suficiente para ir viviendo.
Supongo que todo esto ya lo sabía, es una controversia vieja. Hay mucha gente en contra de centralizar el Reino con su gran capital en el corazón, pero tiene que entender que a partir de entonces empezó a ser raro que llegara gente de fuera. También se redujeron las peleas, así que hasta yo salí perdiendo. Perdí un montón de clientes potenciales, no sé si sabe a lo que me refiero. Debo tener los datos en algún sitio. Si quiere luego podemos echarles un vistazo, por si los necesita en su investigación. Siempre guardo un registro de mis actividades laborales; cuántos huesos se rompieron tal año o la cantidad de niños que murieron de fiebres tal otro. Para la posteridad ¿comprende? Puede que en el futuro le sirvan a alguien. Al que se ocupe de esto después de mí, por ejemplo. Me gustaría que mi estancia en este mundo sirviera para algo. Para algo más que lo evidente, me refiero. Quiero pensar que no sólo sirvo para entablillar roturas o curar catarros, sino que alguien me recordará cuando yo ya me haya ido. Soberbia profesional supongo. Soy consciente de que mi nombre se mantendrá un tiempo, hasta que el último que fue curado por mí alguna vez este muerto y enterrado. Quizá hasta que los hijos de sus hijos también mueran. Entonces nadie recordará a ese hombre que evitó que el ilustre tatarabuelo de la familia muriera cuando se perdió y estuvo a punto de congelarse en las montañas. Sólo quedará de mí una lápida vieja y un montón de papeles relegados al olvido, pero habré hecho todo lo posible para ser recordado.
De todas maneras, le estaba hablando del forastero. Es usted un hombre que sabe escuchar. O que sabe que dejando hablar se obtienen datos más valiosos que sacándolos por la fuerza. Los inquisidores deberían aprender de usted, que buena falta les hace. No es que haya tenido mucho trato con la Inquisición, los dioses me guarden, pero durante una época estuve trabajando con un fraile mendicante y vi demasiadas cosas. Esa es una historia que nunca cuento a mis pacientes, no es agradable de oír y tampoco merece la pena agitar la vida de estas sencillas gentes con lo que ocurre más allá de su pueblo. Esa es una de las razones por las que me quedé en este pueblo, los problemas más graves que se tienen son que una zorra entre en la cerca y mate un par de gallinas o se lleve un conejo. Nada que ver con ninguna religión ni ningún dios, por mucho que a veces les quieran culpar de sus desgracias mundanas.
Respondiendo a sus preguntas, y después de todo este rodeo, intentaré contestarlas lo mejor que sepa. Recuerdo que el tipo aquel era alto. No mucho, pero más que la mayoría de la zona. Diría que era desgarbado y atlético, pero no lo sé. Esa fue mi impresión la primera vez que le vi y, realmente, nunca le pude observar a gusto por tiempo suficiente. Jamás le vi el rostro, siempre que apareció en público iba cubierto con una capucha gruesa y la única vez que hablé con él, la habitación estaba casi completamente a oscuras. Usaba una capa de lana virgen del Valle, tratada con taninos y cochinillas machacadas. No es un tinte tan bueno como el que se saca de los mejillones sureños, pero aún así, es de muy buena calidad. No hay nada mejor que una capa así para viajar. Protege del frio, de la lluvia y del sol y además es muy amplia y con muchos bolsillos interiores. Se podría esconder fácilmente una espada bajo los pliegues y costaría darse cuenta. Sé que algunos cazadores de gansos llevan incluso arcos largos y que no tienen demasiados problemas para entrar en las ciudades, a pesar de los férreos controles que están poniendo ahora para evitar las reyertas callejeras.
Se preguntará como es qué conozco todos esos detalles. Podría responderle que no se ven ropajes tan lujosos todos los días y que ese tipo de capas están cortadas todas por el mismo patrón, aunque sea en distintas calidades, pero la realidad es que tuve esa misma capa en mis manos durante una temporada. La encontré cuando el hombre desapareció tan repentinamente. Yo la recogí y me la quedé. No soy demasiado supersticioso ni escrupuloso, al fin y al cabo, veo la muerte casi a diario. Aquella era una buena capa y su dueño se había marchado o, en el peor de los casos, estaba muerto. No iba a volver a reclamarla. No me equivocaba, él no volvió y nunca más volví a verlo. A los que si vi fue a los miembros de la Guardia. Vinieron un poco después, cuándo lo del incidente y todo aquello de los cadáveres, y estuvieron haciendo preguntas. Salió a relucir mi relación con ellos y rebuscaron en mi casa. Me interrogaron varias veces. No me torturaron, si es lo que piensa. Fue todo muy correcto. No tan correcto como usted, desde luego, pero se trataba de la Guardia Real. Son los Representantes de la Corona y toda esa historia. Tienen que ser correctos en sus pesquisas, aunque todos sabemos que se cometen siempre algunas irregularidades. De cualquier modo, se llevaron la capa y algunos otros objetos. Pruebas, dijeron. No les iba a discutir, no estoy tan loco para tentar así a la suerte. Por mucha Guardia Real que fueran, nadie les replica sin recibir castigo. También dijeron que me devolverían las cosas que no les hicieran falta. Se ve que necesitaron todo lo que se llevaron porque tampoco han vuelto por aquí.
Nunca llegué a saber el nombre del forastero. Sólo hablé con él una vez, como ya le he dicho, y fue resolviendo algunas dudas que tenía. Parece que todo el mundo me hace las preguntas a mí, pero va con el oficio. La gente enferma tiende a hablar y soy yo quién suele estar a su lado. Además, siendo médico la gente presupone que tienes una serie de conocimientos que realmente no tienes por qué poseer. La verdad es que me sorprendieron las preguntas que me hizo, daba la impresión de que estaba muy versado en las artes médicas pero no lo suficiente como para no cometer errores de principiante. Tenía una voz rota aunque potente, como si a un cencerro de bronce se le hubiera cascado la superficie. Me preguntaba cosas sobre el funcionamiento de los órganos interiores del cuerpo, e incluso intercambiamos opiniones acerca de la supuesta energía cerebral. Algunos estudiosos creen que los pensamientos se producen por impulsos energéticos, parecidos en su naturaleza a los rayos de las tormentas, pero como comprenderá, yo creo que eso es completamente imposible. ¿Se imagina que le salieran rayos por la cabeza? Sería difícil concentrarse con toda esa energía dentro del cráneo, aparte de muy peligroso.
De cualquier manera, nunca estuve solo con él. Remigus estuvo presente todo el tiempo que estuvimos hablando, sentado en una esquina y sin apenas intervenir en la conversación. Remigus era un tipo extraño. Hablaba muy poco, aunque creo que prefería mi compañía a la del resto del pueblo. Tuvimos un par de encuentros y nunca se comportó violentamente ni nada parecido. No sé que le habrán contado de Remigus, pero probablemente es falso. Desde luego carecía del poder de reanimar a los muertos y era incapaz de convocar tormentas y ciclones, como se les cuenta a los niños. Digamos que es nuestro hombre del saco regional, una imagen que realzada por su natural introspectivo y las actividades a las que se dedicaba. Sé que realizaba ciertos experimentos con cuerpos muertos de animales y puede que de personas, pero eso se debía a su afán de conocimiento. Yo mismo los hacía cuando estudiaba y no me considero un ser perverso. Lo que no me explico es como aplicaba ese conocimiento. Al fin y al cabo, un sanador debe conocer el interior y el exterior del cuerpo, es parte de su trabajo, pero no sé de nadie que haya sido nunca tratado por Remigus. Pensando en ello detenidamente sí que es extraño que demostrara tal pasión por un conocimiento al que no iba a dar utilidad. Pero bueno, he visto cosas más raras en mi vida.
Siempre que venía a la taberna se sentaba allí, en esa mesa que está vacía junto al fuego. ¿No le ha extrañado qué no haya nadie? Era su mesa, la mejor del local. Aunque estuviera todo a reventar y no cupiera ni un clavo más, esa mesa siempre estaba libre. Se sentaba allí durante horas y horas y no consumía nunca nada. Lucius decía que perdía dinero y hablaba de empezar a usar la mesa y no permitir la entrada a clientes que no gastaran. Curiosamente, siempre que lo dijo Remigus no estaba presente. De todas maneras, nadie del pueblo se habría sentado con él. Era demasiado diferente, corría el rumor de que era un maniaco que se había escapado de alguna institución. Eso era lo que se contaba a los niños para que se fuesen pronto a la cama, aunque sospecho que más de uno lo creía a pies juntillas. El hecho de que siempre fuera vestido de negro, con esa capa encapuchada y el olor tan repulsivo que despedía, no hacía más que acrecentar su mala reputación. Creo que el olor se debía a las hierbas que recogía por las montañas. Remigus era el único que se atrevía a internarse en las quebradas, incluso en lo más crudo del invierno. Si había un síntoma de locura en él, era ese. Hay que ser muy temerario o muy valiente para pasar una noche en las quebradas y Remigus se iba por largas temporadas. Después de sus ausencias, regresaba y se sentaba en su mesa durante días enteros. Nunca nadie se sentó con él. Hasta ese día.
Aquel día frio había estado lloviendo todo el tiempo. Incluso había nevado a ratos. Cuando la puerta se abrió, dejó pasar las últimas luces de la húmeda tarde y entró él, el hombre de la capa. Fue la primera vez que le vi, y como usted ya sabe, me impactó enormemente. Entró en esta misma sala mirando al frente directamente, hacia la silla de Remigus. No parecía que fuese la primera vez que entraba allí, pero nadie recuerda haberlo visto antes de esas fechas. Sin mirar a nadie de los presentes se dirigió hacia Remigus como si lo conociera desde antiguo, cogió la silla y se sentó. Ni que decir tiene que todos los parroquianos habían enmudecido. Que un extraño entrara en su bar sin mirarlos ya era malo, pero que se sentara donde nunca nadie se había sentado antes los desconcertaba. Aún así, nadie se le quedó mirando fijamente. Ya he dicho que su aspecto era raro, y en aquella situación resultaba amenazante. Todos los parroquianos estaban cohibidos, yo mismo lo estaba, a pesar de que casi cualquiera de los presente le podía haber tumbado de un puñetazo. Al menos daba esa impresión, pero allí estaba él, tan tranquilo, sentado en una silla que probablemente jamás había sido usada antes, sin que le importara lo más mínimo el clima hostil que le rodeaba.
La reacción de Remigus tampoco fue la que se esperaba de él. No dio muestras de sorprenderse ni de molestarse por la intrusión. Simplemente, empezó a hablar con el desconocido en voz queda y susurrante, de tal manera que nadie más pudiera oír lo que se decía. Parecía como como si continuasen una conversación insustancial entre buenos amigos, sólo interrumpida por causas menores como pedir una cerveza o saludar a los compañeros de trabajo, aunque desde luego ninguno pidió nada de beber. Probablemente ese diálogo al que nadie mas estaba invitado podria haberse prolongado durante horas, y yo podría haber seguido observando a la insólita pareja, pero ese fue el momento elegido para que se desencadenase la primera pelea de la noche. En mi opinión, el extranjero no tuvo nada que ver como se dijo más tarde. ¿Cómo puede un hombre sentado tan tranquilamente en una mesa desencadenar una pelea? Se dijo que nos había hechizado a todos, pero también se dijo que una luz azul los envolvió a él y a Remigus y que desaparecieron en el acto una vez comenzada la pelea. No lo sé, puesto que tengo la sana costumbre de evadirme de las riñas discretamente cuando empiezan a volar puños y jarras de un lado a otro. No se preocupe, yo utilizo la puerta, como todo el mundo. Por eso mi taburete esta aqui. Tengo un acceso rápido y cómodo hasta la salida, ya que acostumbro a esperar fuera para empezar mi trabajo cuando las cosas se han calmado un poco. Puede que la gente estuviera nerviosa o que los habituales ya llevaban más de una jarra o por cualquier otra razón, pero sinceramente, no me creo una palabra de eso. Pienso más bien que Remigus y su acompañante salieron por la puerta trasera, la que da a las cocinas y se fueron a seguir charlando a un sitio más tranquilo. En cualquier caso, cuando se fueron nadie les vio marcharse. No volvimos a saber nada de ellos durante una temporada.
Ahora llegamos a lo que realmente le interesa del asunto. Como le digo, durante un tiempo no supimos nada de Remigus ni de su extraño amigo. La gente dejó de hablar de ellos, había cosas más interesantes en su reducido mundo, como la boda de la hija de Rabian, el hombre más rico de la zona, con un apuesto joven de la ciudad o el incremento de precio de los cereales, que hizo que muchos tuvieran que vender sus animales y que el hambre se instalara como inquilina en muchas casas. El tipo de cosas comunes que preocupan a la gente común, las leyes de la supervivencia que hacen dificil que te preocupe cualquier otro tipo de cosas. Yo no me había olvidado, pero tampoco le di mayor importancia. Supuse que el extraño de la capa seria algún familiar o algo así, que había ido a visitar a Remigus. Es cierto que quedaban unos cuantos matices por explicar, pero no se me ocurrió nada mejor. Además, con la falta de dinero y comida empecé a tener menos clientes y tuve que emplearme como copista durante un tiempo.
No es de extrañar entonces que aceptara encantado la propuesta que me hizo Remigus. Un día, estaba yo copiando un tedioso manuscrito sobre el arte de la sanación, un encargo de mi antigua Facultad, cuando apareció Remigus a mi lado. No le oi ni le vi venir, pero cuando me concentro en mi tarea no es facil distraerme. El caso es que me propuso ganarme unas cuantas monedas por responder a una serie de preguntas de un colega suyo. Parecía mucho mas entretenido que copiar libros y la paga era buena, asi que acepté. Asi fue como llegue a hablar con el forastero. Como ya le dije antes, una vez llegamos, Remigus me hizo pasar a una sala en penumbras donde estaba esperando el hombre, siempre envuelto en su capa roja. Allí me interrogó sobre los misterios del cuerpo humano y animal durante cerca de dos horas. Después de ofrecerme un refrigerio que yo acepté encantado pero que ellos no tocaron, estuvimos teorizando sobre diversos asuntos. Ya le he contado lo del cerebro y la fuerza del rayo, pero la larga sobremesa también incluyó asuntos tan diversos como la alquimia, el forjado de armas y la posibilidad de crear vida en un frasco de cristal. Aquel hombre estaba extraordinariamente bien informado sobre los últimos avances en muchas ciencias, especialmente en las artes curativas, y he de decir que aprendí algunas cosas de él. Me estuvo explicando cómo utilizar aguja e hilo para coser ciertas heridas que parecían mortales y me aseguró que daba buen resultado. Yo mismo lo comprobé mas tarde, cuando a un granjero se le desbocó el caballo y lo tiró al suelo, con tan mala fortuna que se clavó la horca que llevaba en la pierna. La herida estaba infectada cuando me lo trajeron, y no había mucho que hacer, pero me acordé de lo que me había explicado el hombre misterioso. Desinfecté y cosí la herida y hoy ese hombre es el más viejo del pueblo. Incluso volvió a picarme el gusanillo de la investigación de mi juventud, quería probar por mi mismo algunas de las cosas que había oído, sobre todo las referidas a la alquimia y el conocimiento natural. Pronto abandoné mis esfuerzos por los mismos motivos que en mis años mozos. Para dedicarse en serio a averiguar los secretos de la naturaleza se necesita mucho material especializado y un lugar donde guardarlo, además de suficiente tiempo y ganas. Las ganas me sobraban, pero de lo demás tenía muy poco, así que tuve que dejar las cosas como estaban.
Esa fue la última vez que vi al hombre de la capa roja, y también la ultima que vi a Remigus. La conversación tuvo lugar a finales de otoño, escasos meses después de la llegada del forastero, que había llegado ese mismo invierno. Luego desaparecieron del pueblo y hasta que llegó el siguiente otoño, no supe lo de la recompensa por la cabeza de Remigus. Es cierto que empezaron a aparecer cadáveres mutilados en los bosques y en las montañas de los alrededores, y que desaparecieron muchos niños y bebés, pero no lo relacioné con Remigus ni con su amigo. Me sorprendió de veras el anuncio de búsqueda y captura, conocía a Remigus desde hacía mucho tiempo, pero más me sorprendieron las historias que empezaron a circular de boca en boca. Se hablaba de un gigante con una coraza impenetrable y la fuerza de tres hombres que lo arrasaba todo a su paso. También se decía que un ejército de muertos vivientes atacó la torre de la Guardia por la noche y que no quedó piedra sobre piedra. Ni siquiera encontraron los cadáveres de los soldados. Se dijeron muchas otras tonterías semejantes. El problema fue que ninguna se podía comprobar pero las desapariciones eran reales y estaban ahí, así que decidí ir a ver si mi antiguo amigo estaba en casa y podía averiguar algo más.
Cuando llegue a la casa de Remigus estaba bastante seguro de que no encontraría nada. Al fin y al cabo, si te persigue la justicia, lo último que haces es volver a tu casa, donde todo el mundo sabe quién eres y todos te conocen. La casa estaba a una hora de camino, metida entre las colinas que rodean la aldea. Cuando me acercaba, vi que de la chimenea salía humo. Yo no tenía nada que temer, no creía que pudiera ser atacado a plena luz del día tan cerca del pueblo y me picó la curiosidad por saber quién podía estar usando la casa de un fugitivo de la justicia. Me acerqué a la puerta y la empujé. Estaba abierta y entré cautelosamente hasta la cocina. Eso es lo último que recuerdo. No sé si me desmayé o qué pasó, pero cuando me encontraron en el camino unas horas después, yo estaba delirando. No recuerdo que es lo que vi exactamente en esa casa, pero una sensación de espanto impenetrable me acompañó durante semanas. Incluso llegue a considerar el suicido para librarme de las pesadillas que me acosaban por la noche.
Tiempo después, el médico que me atendió, un amigo y colega de la ciudad, me dijo que en mi delirio había estado chillando incoherencias y que lo único que sacó en claro fue una frase que repetía constantemente: “Es imposible, es totalmente imposible”
Bueno, eso es todo lo que tengo que decirle. Es lo mismo que le conté a la Guardia, pero sé que no me creyeron. También sé que a partir de entonces la gente dice que veo visiones y que tengo tratos con demonios, pero aún así, siguen confiando en mí para que les cure. Le agradezco las monedas y las cervezas que ha pagado. Ya sé que querría haber oído una descripción más detallada, pero prefiero contar sólo aquello de lo que estoy seguro.
Antes de que se vaya voy a contarle otra cosa. Esto no lo sabe nadie, usted es la primera persona a la que se lo cuento. Un par de semanas después de haber conseguido levantarme por primera vez y todavía convaleciente, volví a la antigua casa de Remigus desobedeciendo al sentido común y las órdenes de mi médico. Esta vez todo estaba cerrado y en silencio. Cuando entré sólo encontré la capa roja tirada en el suelo, pero ni rastro de los instrumentos que colgaban en las paredes ni de nada más. Hasta la mesa, una mesa de madera de nogal macizo que debía de pesar un quintal, había desaparecido. A los de la Guardia les dije que encontré la capa unos meses después, enganchada en un arbusto. No sé por qué se dejarían una capa así ni tampoco me importa. Tampoco quiero saber quién era en realidad Remigus y que hacía con su extraño amigo. Sólo espero que no vuelvan más nunca por aquí.

El Escudo de Khazum

Publicado originalmente 4/11/07


Nombre: Khazum`s Skin

Objeto: Escudo

Historia:

Probablemente no haya habido ningún héroe, que digo héroe, ¡conjunto de héroes! que hayan apreciado mas un escudo.

El último en llevarlo fue Khazum Pieldescama, pero antes que él lo llevaron con orgullo (mas bien sin él) Maranweillon Hijo del Destino, Paladín de la Oscuridad, Hare Grisnak, adorador loco del Señor de las Setas, y muchos otros antes que ellos.

Hay quien piensa que levar escudo a una batalla cuerpo a cuerpo es indigno, pero después de ver a cualquiera manejar este en especial, todo el mundo estaría de acuerdo.

No se sabe si es una maldición del escudo, que hace que quien lo embraza se vuelva cobarde o si es que solo los cobardes pueden llegar a tocarlo, lo cierto es que todos los que han llevado el escudo han muerto en combate, y no digamos ya sin honor, sino cubiertos de vergüenza.

Los guerreros valientes que no temían enfrentarse a sus enemigos, después de apropiarse de escudo, empiezan a llevarlo a todas partes y se vuelven paranoicos, no entrando en combate a no ser que tengan la victoria asegurada, y a los cobardes... Bueno, a los cobardes lo hace esconderse debajo y temblar de miedo hasta que alguien los encuentra y los envía a algún lugar mejor.

Así Maranweillon murió en la cárcel acusado de sodomía; Hare Grisnak, un Uruk-Hai imponente de mas de 2 metros de altura y 120 kilos de puro músculo, murió a manos de la hija de un pescador...

Pero quizá su ultimo portador se lleve la palma. Después de sobrevivir milagrosamente a una serie de heridas auto inflingidas en la torre de la Suma Vampira y a una serie de accidentes que lo llevaron al borde de la parálisis permanente, el enano Khazum sufrió una crisis en Litia después de asesinar a los guardaespaldas del hijo del noble del lugar y secuestrar al pobre muchacho, un apuesto joven llamado Meso al que le hicieron hacer cosas horribles.

Afortunadamente, su propio compañero lo traiciono y para cuando la guardia de la ciudad llego al lugar de los hechos, lo único que pudieron hacer fue dejar el cadáver del enano en el montón del abono, de tan maltrecho que estaba.

Así que Khazum fue enterado con todas sus armas en un montón de mierda, y en teoría, la maldición del escudo con él. Pero no faltara nadie que quiera apropiarse de sus armas...



Ficha Técnica:

Tipo:Escudo
BD:+30 (Cuerpo a cuerpo) / +40 (Proyectiles)
Peso: 10 kg.
Crítico:Aplastamiento
Propiedades Mágicas:

Ninguna comprobada. Puede estar maldito.

Es bastante difícil de romper, fundir, escogorciar o joder de cualquier otra manera, ya que esta imbuido en un hechizo de preservación que se cantó mientras era fraguado.

Otros:

Si la maldición es cierta, el portador sufrirá de cobardía, que se ira incrementando hasta que ya no pueda salir de debajo del escudo por temor a que lo maten o hasta que el portador muera.

Por ejemplo, un guerrero enano curtido en mil batallas empezará por no querer pelear sin su escudo “de la suerte”, después buscara excusas cada vez que tenga que luchar en 1ª línea de batalla, luego no querrá luchar excepto con un goblin cada vez, puede que llegue a exigir una guardia personal si tiene que enfrentarse al goblin, pedirá que lo aten...

Así hasta que le dé tanto miedo todo que tenga que entrar cubriéndose hasta en las cocinas por miedo al asesinato.

El último y definitivo paso será estar siempre acurrucado debajo del escudo, lamentándose por lo injusto que es el mundo y viendo enemigos en todas partes.

sábado, 27 de junio de 2009

Zábado Zombie (22)

Buenos días, amigos frikis. Hoy, como podéis suponer, no hay Zábado Zombie. Ya sabéis que los posts del ZZ los escribo el viernes anterior o incluso el mismo sábado, para daros tiempo a que desarrolléis buenas ideas hasta el último instante. Y como ya os dijimos, hoy no estoy aquí para escribirlo. Ahora mismo, mientras este post se publica, yo estoy amaneciendo en las cercanías de Zaragotham, en el recinto del Metalway, después de ver ayer a Twisted Sister, Motorhead y Warlock. Y cuando tú, lector poco madrugador, leas esto, yo estaré rezando mis oraciones a Odin, preparándome para ver a Manowar esta noche.

Así que la historia de Zábado Zombie continuará el próximo sábado.

Hoy, para no perder el día (vosotros, recordad que yo estoy viviendo el metal) voy a recordaros una cosa:

Los zombies no son divertidos. Muchos de vosotros seguro que desearíais despertar un día y descubrir que el mundo tal y como lo conocíais ha sido arrasado por la marea zombie. Reconozco que la idea es sumamente atractiva, pero no hay que olvidar que una invasión zombie no es como una partida de rol. Si los no-muertos te cazan no te puedes hacer otro personaje, no. Si te cazan estás frito. Te convertirás en uno de ellos y pasarás a engrosar las filas del Partido por la Liberación Zombie.

Por eso os advierto. No os toméis lo de los zombies a risa. Desterrad los prejuicios de vuestra prepotencia humana. Recordad que con zombies de por medio nosotros no somos más que una cosa: comida.

En la guerra por la supervivencia después del holocausto zombie nosotros seremos las presas, huyendo de los amos del mundo, de los líderes evolutivos del planeta: los zombies. Y a ellos debemos temer.


Así que rezad a los dioses para que no llegue nunca el día Z porque, aunque sería mejor que Skynet, no sería algo bueno. Y por si acaso, estad preparados.

viernes, 26 de junio de 2009

Las noticias del juglar (26-6-09)

¿Dijimos algo el otro día de que esto sería cada dos semanas? Pues deberíamos haberlo dicho. Por lo menos ahora en verano que pasan menos cosas. O que nos enteramos de menos cosas. Si, ya lo sé. Tendríamos que habernos esperado a Septiembre para inaugurar esta nueva sección, pero había muchos factores a favor de que lo hiciéramos ahora.

Y ahora llega lo mejor. ¿De que c*ñ* informamos? He estado bastante liado últimamente y no he tenido tiempo de buscar noticias. Tan descolgado estoy últimamente que tengo ahora mismo 665 entradas pendientes en el lector de feeds.

De pura casualidad me entero de que Ximi, bloguero amigo de SdR, deja temporalmente su blog. Cuentas con nuestro apoyo para lo que sea, amigo.

También de casualidad me entero de que ya han aceptado Sima de Rol en los premios 20Blogs. A partir del día 11 de julio podéis darnos vuestro voto aquí. Además, el mismo día 11 es el aniversario de este blog. Un detalle de los organizadores del concurso abrir la fecha de votación justo ese día. Gracias, amigos.

Sobre noticias de fechas y eso, pues así a ojo (ya os digo que voy mal con los feeds) este finde hay dos eventos que contarán con la presencia de miembros de SdR. El Metalway, segundo finde, como ya os contamos el otro día. Y también el festival Hard Rock Calling, en Londres, con Neil Young como gran cabeza de cartel. Si vais a alguno de ellos, buscadnos. Aunque si estáis allí no podréis estar leyendo esto.

Y hablando del Metalway. Indignación y frustración entre los que fueron el pasado finde por la cancelación de las actuaciones de Heaven and Hell y Fear Factory. Lo de Heaven and Hell fue porque Toni Iommi tenía problemas de espalda y el médico le recomendó no tocar. Dio lo explicó frente a todo el público. Podéis verlo aquí. Lo de Fear Factory es que al parecer han cancelado todos sus conciertos.

Espero que a nosotros no nos caiga ninguna de las "maldiciones del Metalway".

Y eso es todo por hoy. Hasta la próxima. Corto y cierro.

La libertad de estar solo.

Nimendil, el miércoles me mando un mensaje que ponía esto:
"Se acerca el último viernes del mes. ¿Que sorpresa nos depararán las tiras bánicas?"

Para los que no lo entendáis viene a traducirse como:
"No has mandado aun tu entrada del ultimo viernes de mes ¿Quieres mantener todos los dedos que no necesitas para pintar en la mano?"

Así que en un primer momento pensé, joder, la hice el ultimo sábado del mes pasado, así que por una vez no me va ha pillar el toro, pero luego he pensado, tío hoy estoy yo aquí, y el resto están a la suficiente distancia como para que yo pueda poner aquí lo que me de la gana.

A Ki, lo he mandado al norte.
A Khazum y a Nimendil, en un concierto de Melenudos
A Helkewin, en aun mas lejos.
Y Hada que no tengo ni idea de donde anda.

Así que no os engañare, no voy a poner la tira banica, la pondré el próximo ultimo viernes de mes.

Aunque os pongo una entrada para disimular hasta que Nimendil se marche, pero como yo soy de la corriente de Ki, mi entrada es mas de dibujos.



Primero el árbol genealógico del Pato Donald, Nimendil jamas me habría dejado publicar un documento como este... básicamente porque lo tiene en esa carpeta que pone "Documentos secretos"

De segundo os pongo a los malos de Jungla de Cristal 1, la del edificio Nakatomi, y el piso donde la espichan, una cosa bastante curiosa.

Este dibujo si que es mio, se trata de BatOrcoko y su fiel compañero Gobin, El bicho maravilla.

Y por ultimo, un dibujo mio también bastante psicotropico, el Señor Patata-Vader, y sus soldados imperiales pitufos...


Y por ultimo un poco de propaganda ilegal, esto les va ha encantar a todos, especialmente a Ki, a Nimendil y a Khazum:
El fantástico comic de "El señor de los Pardillos"

Si, yo lo tengo lo venden por 12€ pero yo lo conseguí por 3€.
La razón por la que puse que les iba a encantar es porque en su momento se lo deje para leer.
Nimendil me dijo que era profanar las sagrada historia de Tolkien de manera irresponsable.
Khazum comento que se pasaban un poco metiéndose con la historia de Tolkien.
Y Ki, bueno Ki, me dijo que rezase para que hiciesen pocos ejemplares, porque piensa recopilar suficientes como para hacer una pira y quemarme con ellos.
La verdad es que el comic es una mierda, no es ningún secreto, pero la razón de que siga estando en mi estantería de mas leídos, y no pasase a alguna caja de almacén como han echo obras mucho mejores, es la siguiente.

El cojonudo para usarlo como tabla de dibujo cuando pinto mientras veo la tele, porque es un poco mas grande que típico formato europeo(El de Asterix), es tapa dura, pero tiene muy pocas hojas y de una calidad muy mierdera, así que pesa muy poco, esa es la única razón.

Si no comento después del lunes es porque, o estoy encerrado y escondido para que no me maten esta gente, o me han encontrado y estoy sufriendo algún tipo de tortura, como ponerme toda "Sensación de vivir" con el cacharro de la naranja mecánica, o estaré muerto.
No lloréis por mi, yo no lo habría querido.

jueves, 25 de junio de 2009

CN: Rock and roll dreams come true

Saludos, queridos amigos. Hoy es el último jueves de Junio. No sé vosotros, pero yo llevo ya unos días sintiendo una llamada. Al principio fue muy suave, como el retumbar de una lejana tormenta. Pero poco a poco se hizo más fuerte, como el bramido de los dragones en las montañas. Cada vez era más intenso, parecido al rugido de mil harleys avanzando hacia mí en la noche. Y finalmente el sonido que me llamaba, cual místico reclamo, culminó en un atronador acorde de guitarra, trémolo poderoso, que hizo vibrar mi corazón.

Último jueves de Junio. Es una calurosa noche de verano, la playa sigue ardiendo y una tenue niebla se extiende sobre la arena. Las olas golpean contra la orilla, una tras otra, resonando con el mágico sonido de un riff de rock and roll. El agua baña la punta de mis botas y me contagio de esa energía.

Último jueves de Junio. No puedo esperar más. Monto en Cólera, mi veloz caballo, y cabalgo. Cabalgo siguiendo la dirección que me dicta esa llamada, ese impulso fiero que siente mi corazón. El caballo cabalga, bravo e indómito, golpeando el suelo. Y el ruido de su galope suena fuerte en la noche, con la potencia de una batería, como si cada una de sus patas no golpease el suelo sino la ruda piel de un doble bombo.

Último jueves de Junio. Llego hasta el camino gris que en un tiempo los hombres llamaron autopista. Desmonto de mi exhausto caballo y monto ahora en mi fiel harley. El motor ruge furioso y mi melena ondea al viento. Más que rodar parece que vuelo sobre la senda de asfalto. El motor ruge furioso, si, y su rugido imita la voz de las cuerdas de un bajo al ser golpeadas con fuerza por unos dedos de hierro.

Último jueves de Junio. Llego por fin al origen de la llamada. Ante mí se alza un castillo rebosante de magia. La disposición de sus torres le dan el aspecto de una enorme guitarra, y de su interior emana la música maravillosa que mi corazón anhelaba. No estoy sólo. Otros guerreros han sentido también la llamada y ahora se congregan frente al castillo admirándolo maravillados.


Último jueves de Junio. Corro. Corro hacia el castillo, poseido por una fuerza que nunca antes había sentido. Y no corro sólo. Todos los hijos del metal allí reunidos, mis hermanos y hermanas, siguen mi frenética carrera. Nuestros pasos repiquetean en los escalones que llevan hacia la torre. Y su sonido es como el de un salvaje punteo, como si cada una de nuestras botas no golpease el suelo sino las cuerdas de acero de una telecaster cromada.

Y por fin llegamos. Todos juntos, como un solo hombre, franqueamos la puerta del mágico castillo. Estandartes de poder cubren las paredes, y allí, sentado en su trono, está el gran rey del rock and roll. Esperándonos. Y sus dedos corren por el mastil de una guitarra en llamas. Esperándonos. Y su alma de metal brilla iluminando la noche. Esperándonos. Y su corazón de hierro late con fuerza, recogiendo en su latido el de todos nosotros. El latido de todos los que escuchamos su llamada. El latido de todos aquellos a los que él ha estado esperando. Hasta hoy. Porque hoy es el último jueves de Junio.


Y con el último jueves de Junio llega la hora del metal. La hora del rock. Y por ello, desde Sima de Rol, presentamos una nueva entrega del Ciclo Metal de Fantasía. El ciclo que nos llevará a recorrer los caminos conjuntos de la fantasía y el heavy metal. El ciclo que nos abrirá las puertas del mundo mágico que combina la espada y brujería con la más poderosa música que crearon los dioses. El ciclo que inflamará nuestra imaginación con prodigios y aventuras mientras colma nuestro espíritu con la pureza del metal. El ciclo que nos hará caminar de la mano con la épica y el rock.


Cada jueves de verano, hasta que llegue Septiembre, podréis encontrar el mejor metal de fantasía en este vuestro blog, Sima de Rol. Os esperamos.

miércoles, 24 de junio de 2009

'Los px por el Todo'. Entrega LXVII

Hola amigos. Bienvenidos una semana más a la prueba de los px por el Todo. Esta semana tenemos los clásicos ojillos, prueba estrella de los px.



¿A qué Todo pertenece?. 25 px para el primer y único acertante.

P.D: No, no es David Bowie

Algunas cosas que requieren una [Mente Limpia]

Hola amigos. Otro miércoles más el tito Khazum viene a resolveros misterios incognoscibles para la mayoría de vosotros...Bueno no, en realidad hoy pensaba hablaros de, como dice en el título del post, algunas cosas que usamos habitualmente que tienen una seria de instrucciones que se podrían malinterpretar por una mente impura como la nuestra.

Y es que vivimos en una sociedad cada vez más abierta y con menos perjuicios y prejuicios, o eso es lo que nos hacen creer. Pero lo que sí que es verdad es que el sexo está en todas las conversaciones, ya sea implícitamente, o explícitamente. Todos estamos acostumbrados a oir conversaciones en las que se nombran plátanos, pepinos o pepinillos con varios sentidos. O cualquier broma por estúpida que pueda resultar, siempre lleva implícita una sexualidad escondida.

Quizá sea por que el sexo se convirtió hace ya algún tiempo en un tabú (malditos puritanos ingleses); el sexo se convirtió en algo de lo que no hablar, o hablarlo discretamente para que tus vecinos no te condenarán a la mano ejecutora de la Inquisición. El caso es que desde aquel entonces y hasta ahora, todas las conversaciones que se tienen suelen ser con ciertas connotaciones sexuales y erótico-festivas. Os he traído unos cuántos ejemplos para que lo veáis.

El primer caso que os voy a mostrar es el de un simple y clásico lápiz corrector, o "typex" como prefiráis llamarlo:


Las instrucciones de estos objetos son muy curiosas y dicen cosas como estas:

- Para que salga la solución correctamente, agítese antes de usar.
- Después de su uso limpiar la punta y cerralo con la tapa.
- Al usarlo presionar suavemente hasta que la bolita se mueva.
- Mantener en lugar fresco y seco. Evitar altas temperaturas.
- Peligro, puede ser inflamable.

Los ingleses tienen la culpa otra vez. Ellos les llaman "Correction Pen". Por que no cogieron otra palabreja que no fuera 'pen'.


Otro ejemplo puede ser el de unos simples guantes de fregar como estos:


Estos guantes de fregar, como véis en el envase que los contenía, son sensibles, y no, no se refiere a que tengan sentimientos; al parecer con ellos puestos es como si no llevaras nada y puedes notar hasta el aire que produce el aleteo de una mosca. Pero no solo por eso son especiales, en estos en concreto pone lo siguiente:

Máxima sensibilidad y agarre: Látex extra fino para una máxima sensibilidad y control en todas las tareas delicadas.

Por favor, !que los quiero para fregar¡. Déjese de tareas delicadas y gilipolleces. Fijaos si serán sensibles y delicados que vienen adjuntas unas instrucciones de como se han de cuidar los guantes. Es que ni los de la N.A.S.A, tienen cosas de estas.

Instrucciones de cuidado: Lave los guantes antes de quitárselo. Déjelos secar, evitando que reciban la luz solar y manténgalos alejados de fuentes intensas de calor.

Por último, y lo más sorprendente de estos guantes es que les han incorporado un aroma a vainilla, para reducir el olor a látex. Y no olvidemos que en estos envases, viene un gráfico para que te la midas y así saber si es de tu tamaño. ¿Qué más se puede pedir?

Joder, si es que como sigan así van a tener que pedirnos un carné de identidad para que solo los mayores de edad puedan comprar este tipo de cosas. Y les van a tener que poner calificación de edad a los objetos.

Bueno no se si véis lo que quiero decir. Estamos rodeados de sexualidad implícita, por todas partes. En todos lados existe, hasta en nuestras conversaciones. En este ejemplo vemos como una conversación que iba a tratar de dar unos consejos de belleza, acaba convirtiendose en una conversación sexual.




Como habréis visto en el minuto 1:10 aproximadamente, empieza el desmadre, con los pepinos...

En fin, esto es todo. Hasta la próxima amigos. Dentro de unas horas los px

martes, 23 de junio de 2009

Diccionario

Hoy, con todos ustedes, un clásico entre los clásicos

INESTABLE : Mesa norteamericana de Ines.
ENVERGADURA : Lugar de la anatomía humana donde se colocan los condones.
ONDEANDO : Onde estoy.
CAMARÓN : Aparato enorme que saca fotos.
DECIMAL : Pronunciar equivocadamente.
BECERRO : Que ve u observa una loma o colina.
BERMUDAS : Observar a las que no hablan.
TELEPATÍA : Aparato de TV para la hermana de mi mamá.
TELÓN : Tela de 50 metros ... o más.
ANÓMALO : Hemorroides.
BERRO : Bastor Alebán.
BARBARISMO : Colección exagerada de muñecas barbie.
POLINESIA : Mujer Policía que no se entera de nada.
CHINCHILLA : Auchenchia de un lugar para chentarche.
DIADEMAS : Veintinueve de febrero.
DILEMAS : Háblale más.
MANIFIESTA : Juerga de cacahuetes.
MEOLLO : Me escucho.
TOTOPO : Mamamífero ciciciego dede pepelo nenegro que cocome frifrijoles.
ATIBORRARTE : Desaparecerte.
CACAREO : Excremento del preso.
CACHIVACHE : Pequeño hoyo en el pavimento que está a punto de convertirse en vache.
ELECCIÓN : Lo que expelimenta un chino al vel una película polno.
ENDOSCOPIO : Me preparo para todos los exámenes excepto para dos.
NITRATO : Ni lo intento.
NUEVAMENTE : Cerebro sin usar.
TALENTO : No ta rápido.
ESGUINCE : Uno más gatorce.
ESMALTE : Ni lune ni miélcole.
SORPRENDIDA : Monja en llamas

lunes, 22 de junio de 2009

Cinta Americana

Hola amigos, aquí llega Khaz otro miércoles más. ¿Cómo que no es miércoles?. !Ah es verdad¡. Hoy sustituyo a Hada que no puede ofrecernos una de sus estupendas críticas cinéfilas. Así que, lo siento, os quedáis conmigo.

Hoy quería recordar uno de los grandes inventos de la humanidad, y no me refiero a la rueda, ni a internet, ni al alambrillo del pan de molde. Sino, a la cinta americana (Cinta adhesiva de malla recubierta de polietileno y adhesivo de caucho natural. Duradera y adaptable a superficies irregulares. Flexible y resistente al agua. Recomendada para su aplicación en montajes, flexografía, cierre de embalajes especiales, centrales nucleares...). Cómo debe de ser para que se use en centrales nucleares.

Pues bien, creo que ya hemos hecho algún post relacionado, pero no está de más recordar alguna de las propiedades de la cinta americana. Como por ejemplo el de pegar a la gente en las paredes con la cinta americana. Esta fue la solución principal a aplicar por los masters cuando sus PJ`s se le ponían tontorrones.

También suele ser usada para...



Lo último en cinta americana es tirarse al vacío colgando de unos cuántos rollos de cinta...



Viendo este vídeo, cada vez me creo más lo que hacia MacGyver en su serie...

domingo, 21 de junio de 2009

Caido

He caido en la cuenta de que en este blog, las entradas con más comentarios son aquellas en las que no hay que leer demasiado o que se meten con los lectores.

Así que ahi va esa: Ximi eres tan feo que te pareces a Jeral.

Y ahora las fotos.

Pink Vader entre los imperialistas


El hombre de LEGO

Dagampiro

Entrada publicada originalmente en 22/10/07
Nombre: Dagampiro

Objeto: Daga

Historia:

Esta daga fue construida por Lousalmanthanas de Riverplate después de la campaña de Aquilonia. Mientras todos sus compañeros mercenarios se ocupaban en saquear las mazmorras y torres de la Suma Vampira, Lousal recuperó los dientes de todas las vampiresas que habían sido muertas.

Como aprendiz de alquimista que era (su maestro es el mismísimo Celeborno), y debido a que por su mano murieron la mayoría de las sacerdotisas e incluso participó en la muerte de Neferata, sabia del poder que encierran determinadas partes de determinados seres vivos. Además, rodeado de soldados analfabetos e ignorantes como estaba, ninguno de los otros se detuvo a desdentar un cadáver teniendo tanto oro como tenían delante, aunque fuese en forma de estatuas gigantes y no de monedas contantes y sonantes...

En un principio, los dientes iban destinados a formar parte de flechas drenadoras de vida, pero al ver esto poco útil para un arquero consumado como él, que siempre mataba al primer flechazo, Lousal decidió crear una daga ritual.

Se encerró en su laboratorio durante 7 días con sus noches, rodeado de menjunjes extraños, instrumentos metálicos más raros todavía y ordeno que le entregasen a un ser vivo del tamaño de un hobbit o superior durante todas y cada una de las noches que se pasó encerrado.

Nadie sabe que pasó con los infelices escogidos, pero a nadie le importó. En opinión de algunos, hay demasiados borrachos, truhanes y hobbits rondado la ciudad últimamente.

El caso es que la daga se termino, aunque aun no ha sido utilizada en ningún ritual sangriento, ya que según su creador, deberán pasar 7 lunas antes de que la magia antigua haga su efecto y la daga sea eficaz.

Pero ya han pasado 6...

Ficha Técnica:

Tipo:Daga
BO:+5
Peso: 0.5 kg.
Crítico:PE
Propiedades Mágicas:

Absorber vida.

Es bastante difícil de romper, fundir, escogorciar o joder de cualquier otra manera, ya que esta imbuido en un hechizo de preservación que se cantó mientras era fraguado.

Otros:

La daga absorbe la vida de la cualquier victima a la que se le haya inflingido daño directo y se la traspasa al que haya esgrimido el arma. El numero de PV traspasados será igual a la mitad del numero de PV que marque la tabla redondeando hacia arriba. (De este modo, el numero máximo de PV será 15, ya que el numero máximo de PV que se pueden llegar a quitar en simple ataque es 30)

El que esgrime el arma no esta obligado a aceptar los PV Si este es el caso, la daga se los quedara para sí junto con el resto de PV extraídos.

Nótese que solo se absorben PV de impacto directo, no por críticos ni otras circunstancias.

La daga es un ser consciente, y tiene cierta movilidad aparente. Necesita al menos 3 PV al día, que obtendrá directamente por cualquier impacto que cause 6 o más PV (3 para la daga y 3 para el portador) o por sucesivos impactos menores.

La daga siempre sacia su sed de sangre antes de entregar nada al portador.

Si la daga no bebe de una victima, al finalizar el día beberá del portador. Estos PV perdidos no se recuperan hasta que se le dé a la daga el mismo numero de PV de sangre de alguna victima.

Si el portador muere (ya sea por la propia daga o por otros medios) la daga será propiedad del siguiente que la esgrima, de otro modo, la daga siempre encontrara la forma de volver al portador.

viernes, 19 de junio de 2009

Tira SdR XXXIII: Fhtagn!

(Pincha si tienes 42% o más en Mitos de Cthulhu)

El Dilema de la Puerta

Buenos días, amigos frikis. Como os comentaba ayer, Susi Tormenta protagonizó en su última partida una situación que ha dado lugar a un gran debate científico-filosófico. Tales fueron las consecuencias de las acciones de Susi que el Dilema de la Puerta se discute ya en las tertulias al mismo nivel que el Dilema del Prisionero o la mismísima paradoja del gato de Schroedinger.

Os pongo en situación. Simkin (nigromante de nivel 7) y Susi (pícara-maga de nivel 6) sufrieron una emboscada en el sótano de un templo. Ellos creían llegar con sigilo, pero los estaban esperando. Más o menos media docena de guerreros y otros tantos magos, de niveles iguales o superiores a los de los pejotas, protegían la entrada al sancta sanctorum de la cofradía. Se desencadenó entonces un feroz combate, donde la energía mágica acumulada en el pequeño sótano se podía contar en megatones y donde las tretas de los pejotas para sobrevivir fueron dignas de un monumento.

Y digo dignas porque lo fueron realmente. Tened en cuenta que los pejotas eran, simplificando, dos magos. Y los magos son pejotas de apoyo, sobre todo en el MERP. Un mago que aporte cobertura y fuego de apoyo a un grupo de pejotas puede ser un recurso bastante poderoso, pero unos magos que vayan sueltos, sin pejotas fuertes, no duran ni dos telediarios. Tengamos en cuneta que nuestros magos de nivel 6 y 7 tenían menos puntos de vida que un guerrero en nivel 1.

Pero a pesar de que la Cofradía de la Mano Artrítica superaba en número y fuerza al escuadrón de las sombras, sus fuerzas se vieron diezmadas en seguida. Aunque también los pejotas recibieron canela de la buena. Por ahorrarnos los pormenores del combate, describiré la situación final. Entre los penejotas, sólo el mago verde (llamado así por la ficha de parchís que lo representaba) seguía con vida. Entre los pejotas, Simkin agonizaba en el suelo y Susi se tenía en pie a duras penas.

Esquema de la situación.

Así estaban las cosas. Susi Tormenta miró a los ojos verdes del mago verde. El mago verde miró a los ojos eléctricos de Susi Tormenta. Aquella escaramuza se había convertido en un duelo. La magia vibraba en el ambiente. Cada uno de los dos hechiceros preparaba el que podría ser su último hechizo.

Y aquí surge el dilema. ¿Que hacer? A Susi sólo le quedaban cuatro puntos de poder, los justos para realizar un único hechizo (de nivel 3 o inferior) sin desmayarse. Aparte, ya iba escasita de puntos de vida. No aguantaría más de un ataque. Sobre el mago verde Susi no sabía nada. No había estado combatiendo con él hasta ese momento y no sabía como andaba de fuerte. A todo esto esto hay que añadirle que, durante todo el combate, el temor de Susi fue que se abrieran las puertas del sancta santorum y salieran de ahí los jefes máximos de la cofradía. Sobre todo porque la situación de Susi durante la escaramuza fue en todo momento cerca de esa puerta y habría sido la primera en caer. Mi idea durante todo el combate fue lanzarle un Cierre Mágico a la puerta, para entretener a los de dentro, pero no tuve ocasión, ya que tuve que estar esquivando rayos y bolas de fuego.

Pero en ese momento, al final del combate, era acuciante cerrar esa puerta. Porque en cuanto se dejasen de oír ruidos de pelea, alguno de los de dentro saldría a ver que había pasado, si nos habían masacrado o si por el contrario sus esbirros habían sido derrotados.

Por eso, cuando ya sólo quedamos el verde y yo, tuve que pensar bien mi acción. Tenía tres opciones. Atacarle con un rayo, hacerme invisible y rodar o cerrar la puerta y rodar. El ataque lo descarté porque yo no sabía como estaba él, pero yo sabía que Susi no estaba muy bien, y él podía lanzar bolas de fuego frente a mis rayitos eléctricos de mierda (2PP), porque ya no me quedaban puntos de poder para lanzar un rayo de agua sin desmayarme (4PP, justo los que me quedaban). Hacerme invisible lo descarté por el mismo motivo (otros 4PP). Así que mi acción debía ser la de bloquear la puerta (gastando 2PP y dejándome dos de margen para evitar el desmayo) y luego atacar al mago en cuerpo a cuerpo.

Era la única opción de salir con vida de allí. La secuencia ganadora tenía que ser así: lanzar el cierre mágico y rodar para esquivar el ataque del mago. Mientras él preparaba su siguiente hechizo Susi correría a apuñalarlo. Al morir ese mago, sería cuando los de dentro saldrían a ver que pasaba. Si tenían un mago ahí dentro, cosa que no sabíamos, tardarían al menos un asalto en vencer mi hechizo, y era el asalto que Susi necesitaba para ir a chutar de hierbas mágicas a Simkin, y justo cuando salieran, largarse de ahí cagando leches, huyendo por la escalera tras la cobertura del muro de fuego y las nubes tóxicas. Si los de dentro no tenían mago, tendríamos seis cuantiosos turnos para poner nuestros culos a cubierto.

Así que esas debían ser las acciones de Susi, que yo como jugador de rol profesional ya había pensado dos turnos antes de que sucediesen, anticipándome cual jugador de ajedrez.

Pero aún quedaba un factor que lo podía echar todo a perder: las tiradas de iniciativa. Pues bien, a pesar de la agilidad 30 de Susi, el mago verde fue más rápido y por lo tanto se calculó antes su acción. Una bola de fuego que frió a Susi y le dejó una pierna inutilizada. Claro, como los hechizos son simultáneos, aunque a efectos de juego se calcule uno antes y otro después, yo tenía derecho a hacer el mío.

Y esta es la parte principal del dilema. Al ver que el mago verde me había jodido, yo podría haber cambiado mi acción y haberle lanzado un rayo de agua aunque con ello me desmayase, o incluso lanzarle un rayito eléctrico por ver si me salía carambola y lo mataba, cosas que habría hecho un jugador munchkin cualquiera, pero que queréis que os diga, si lo hubiera hecho no habría sido consecuente conmigo mismo. Porque aunque yo no había declarado mi acción en alto, no habría sido profesional cambiar la única acción que era lógico hacer.

Así que sabiendo ya que Susi se iba a quedar en el suelo con una pierna frita, la acción que declaré fue lanzar un Cierre Mágico. Y aún así y todo, Susi no estaba muerta. Le quedaban 15 PV.

Lo que pasó a continuación genera incluso más controversias, ya que es discutible la poca misericordia que mostró el master a la hora de tratar a dos pejotas que habían roleado bien una situación difícil. Y sobre todo, es discutible la lógica de las acciones del penejota verde en ese último turno, pero bueno, fue lo que el master consideró más coherente en esa situación y esa decisión es inapelable.

Susi estaba en el suelo, con 15 PV y 2 PP. En este momento sólo le quedaban dos opciones. Rendirse o apuñalar al mago cuando viniese a rematarla. Pero el mago no ofreció ninguna de las dos. Se quedó fuera del alcance de las dagas de Susi y remató con magia. Una bola de fuego convirtió a Susi en barbacoa de PJ. Después de lanzar la bola, el mago verde se desmayó: eran sus últimos puntos de poder.

Luego supimos que el verde estaba incluso peor que Susi en cuanto a puntos de vida, y que cualquier ataque, incluso uno de los rayitos de mierda habría acabado con él. Pero claro, Susi no sabía eso en el momento del duelo mágico, el momento del dilema.

En fin, amigos, vaya situación, ¿verdad? Creedme, no le deseo a vuestros pejotas verse envueltos en algo así. Aunque bueno, tal vez a alguno se os hubiese ocurrido alguna idea mejor. No lo sé, ¿que pensáis vosotros? Podéis pensarlo unos minutos, mientras esperáis a que se publique, a su hora habitual, la Tira SdR. No os la perdáis. Y no faltéis mañana, a nuestra cita de los sábados.

jueves, 18 de junio de 2009

Susi Tormenta

Buenos días, amigos frikis. En alguna ocasión ya os he hablado de Susi Tormenta. Hoy, varias semanas después de su defunción, voy a hacerlo más a fondo.

*Atención, post mega-largo made in Nimendil*


Susi Tormenta ha sido, hasta la fecha y con diferencia, el mejor personaje que yo haya interpretado nunca en cualquier juego de rol. El personaje que ha hecho que yo prefiriese ser jugador en vez de ser master. Susi estaba diseñada para el MERP, contexto medieval-fantástico y jugó en las partidas de la Asociación Pifia D100, el grupo habitual de Sima de Rol.

A mi, como jugador de rol profesional, me gusta ponerme retos interpretativos. Uno de los mejores retos a la hora de llevar un personaje es llevar uno del sexo opuesto al tuyo. Aunque realmente Susi no fue mi primer personaje femenino, ya que en su momento llevé a Cristal, una bestia parda de combate. El problema fue que no pude jugarla mucho. La estrené en medio de una partida, después de la muerte en combate de Wulfgard, mi locuaz vikingo. Era una partida carnicería y Cristal murió también. Así que no pude interpretarla mucho y me había quedado con las ganas. Por eso me hice a Susi.

Dinksu Shidanael nació en Istar, la ciudad de los reyes-sacerdote, y se crió como aprendiz de maga en la mantorre de la ciudad. Pero ciertas malas influencias y su espíritu aventurero la alejaron de las sendas de la magia y con el tiempo se vió metida de lleno en el submundo de la picaresca, donde se la empezó a conocer como Susi Tormenta. Pero en una de sus incursiones para mayor gloria del latrocinio, fue descubierta, y la sigilosa incursión se convirtió en un baño de sangre. La justicia puso precio a la cabeza de Susi Tormenta por el asesinato de un alto cargo de la jerarquía eclesiástica, tres de sus guardias, dos sirvientes y un eunuco. Susi tuvo que abandonar la ciudad y se lanzó a la vida aventurera.

Con esta historia inicial (esto es un muy pequeño resumen, son tres folios de historia), ambientada en el trasfondo recopilatorio que nos gusta usar, presenté a Susi Tormenta en sociedad. El dibujo que la representó desde el principio fue un fotochopeo que hice sobre un dibujo de Royo.


Las aventuras de Susi la llevaron a la ciudad de Horn, y desde el principio se vio involucrada en las tramas del gremio de ladrones. Todo esto fue durante una etapa de partidas especialmente urbanas, que favorecieron bastante a Susi, que no era el típico personaje de aventuras de capa y espada.

Paso a resumiros un poco las 12 partidas que he jugado con este personaje.

- Tendiendo puentes: La ciudad de Berilia fue destruida por un meteorito de piedra verde y los restos de la ciudad quedaron divididos por enormes grietas. La misión de los pejotas era escoltar a un grupo de ingenieros por los barrios semidestruidos hasta cierta grieta donde era necesario construir un puente. Por el camino los pejotas sufrieron todo tipo de emboscadas y ataques y tuvieron que desmantelar a un grupo guerrillero orco que se había afincado en un templo local (sin sacerdotisas). Susi no tuvo un papel muy relevante en esta partida, ya que un PJ mitad mago mitad pícaro en nivel 1 no se caracteriza por su fuerza ni su constitución, y con 25 PV no puedes jugar a ser Conan.

- Rescate de Belladona: Primer contacto entre Susi y Belladona. Belladona ha sido uno de los penejotas de mayor importancia durante la última temporada. Es una de los grandes maestres del gremio de ladrones de Horn, y mano derecha de Bano Tuk (el PJ que pasó a ser PNJ), principe del gremio de ladrones. Como agradecimiento a un rescate previo, Belladona se prometió en matrimonio a Simkin (PJ de Ki) y desde entonces ha proporcionado multitud de trabajo a los pejotas que la hemos tenido que rescatar día si día también. En este caso, no me acuerdo muy bien, pero creo que la raptaron unos de una banda que se escondían en una papelería.

- Robo al banco: En la ciudad de Horn hay un banco, regentado por unos gnomos y unos enanos. Siempre que los pejotas están aburridos por la ciudad deciden robar el banco. Esta vez, en vez de ser un robo a espaldas de la trama principal, el robo fue la trama de la partida. Salió tan mal como de costumbre, pero por lo menos esta vez le robamos la revista porno al guardia.

- El crimen de Susi y Sudoku: Sudoku (PJ de Khazum) era un gnomo. Susi y él se conocieron en una taberna mientras ambos buscaban compañeros para intentar (otra vez más) robar el banco. Como no consiguieron a nadie más decidieron lucrarse de un modo más sencillo. Su objetivo fue una de las casas más ricas de la ciudad. Allí todo fue bastante bien, hasta que al llamar a la puerta, Sudoku descargó un virotazo con su ballesta al mayordomo que nos abrió. Durante el saqueo de la casa las cosas se enmarañaron y alguien acabó avisando a la guardia. Entre los varios cientos de guardias de la ciudad de Horn sólo hay 66 honrados, insobornables y con sentido del deber. Uno es el implacable Juez Dredd. Los otros son Harrison y sus 64 guardias de elite. Pues bien, justo aparecieron Harrison y sus hombres. Tomaron la casa por la fuerza y Susi y Sudoku acabaron en los calabozos de la ciudad, condenados a la horca.

En este punto tengo que hacer una aclaración. La especialidad de Susi era hacerse invisible (ahora a algunos se les ilumina la bombilla respecto a la nomenclatura). En el MERP los hechizos de invisibilidad van por grados. Inadvertido es el primero. Permite hacer invisible un cuerpo. Un cuerpo, no sus ropas ni sus armas, por lo que para ser invisible hay que desnudarse. Esto, como podréis suponer dio lugar a multitud de escenas erótico-festivas, cada vez que a Susi se le pasaba el efecto del hechizo.

- Los hombres de Harrison: Los múltiples sindicatos del crimen que hay en la ciudad de Horn intercedieron por Susi y Sudoku y la condena se redujo a la amputación de un dedo a elección de los condenados. El gremio de ladrones consiguió además sacar a Susi de la cárcel, proporcionándole también una manera de vengarse de Harrison y sus hombres. Susi y unas amigas (todo pejotas femeninos en esa partida, dos llevadas por mujeres y otras dos por hombres) comenzaron a cazar a los hombres de Harrison por toda la ciudad. Cada uno que moría aparecía con un mensaje amenazador pintado con su sangre en la pared. Al final la cosa se salió de su cauce, cuando dos de las amigas de Susi (los pejotas de las chicas) olvidaron cual era el objetivo de la misión y decidieron "acampar" en una casa cercana. Entraron por la fuerza y mataron de maneras sangrientas a sus habitantes. No contentas con eso, trocearon uno de los cuerpos y se lo comieron. Hay que decir que Susi no tuvo nada que ver con esta debacle de sangre y canibalismo, porque estaba aprisionada por una camisa de fuerza mientras todo esto sucedía. No me preguntéis como acabó de ese modo, pero así fue. Era como una pesadilla: todo lo del crimen de Susi y Sudoku se volvía a repetir, pero esta vez no podía hacer nada por culpa de la camisa de fuerza. Al final, como siempre, hubo que refugiarse de la guardia, y como siempre también, acudimos al territorio de los Puños de Sauron, la banda más peligrosa de la ciudad. Allí nos hicimos miembros de los Puños y nos hicimos los tatuajes rituales de la banda: un ojo de Mordor en cada dorso de la mano. Resulta que Susi desarrolló una alergia repentina a los tatuajes (dos 01 en las tiradas de tatuaje) y le salieron unos tatuajes feísimos que se le extendieron por los brazos. Al final la cosa se puso caliente con la guardia de la ciudad y los puños lanzaron un ataque masivo contra el cuartel de los hombres de Harrison. Adivinad quién lideró la carga principal del ataque. Susi Tormenta, desnuda, embadurnada en la sangre de un guardia al que habían hecho prisionero. Susi, con menos de 40 PV enfrentándose a la guardia de élite de la ciudad. Al final, una vez que las tropas de ambos bandos chocaron, se escabuyó del combate. Sólo volvió al final, para rematar a un moribundo Harrison en un cinematográfico final. Esta fue una buena partida, la verdad, aunque fue la más sangrienta que he jugado nunca. Incluso tuve pesadillas esa noche.


- El comerciante y su hija: La trama inicial de esta partida no se sabe muy bien cual era porque desde el principio no la seguimos. Un comerciante nos quiso contratar para algo relacionado con su hija. Creo que era escoltarla hasta su prometido o algo así. El caso es que a Susi le dio uno de sus brotes psicóticos y tergiversó la idea de la misión. El grupo de pejotas raptó al comerciante y a su hija, y se atrincheraron en un almacén. Allí torturaron al comerciante para sacarle información u oro, y al final no consiguieron ninguna de las dos. Por lo menos fue divertido.

- Engancha al mago: Creo que ya se ha hablado de esta partida en este blog. Fue un experimento de Ki, ambientando la partida en cartas del Munchkin. Susi, que empezaba a sentir aprecio por su vida (ya me había encariñado con el PJ), jugó todo el rato con el modo paranoia activado. Nunca se sabe cuando puede atacarte un hipopogrifo. Al final no resultó muy dañada. Lo único que le pasó fue que le salieron unos cuernecillos en la cabeza. Bueno, bastante adecuado para su alineamiento, que ya empezaba a ser caótico bastante maligno. También es reseñable que por error (y esta vez si fue un error, no como la del comerciante) Susi se cargó la partida. En la partida había que rescatar a un tipo, un paladin del bien, que había sido dominado por el malvado mago munchkinero y obligado a hacer el mal. Una vez salvado el tipo, se supone que nos ayudaría a matar al mago y deshacer el hechizo que había transformado a los habitantes del pueblo en mosntruos deformes. Pues en un momento dado apareció el tío ese, así sin previo aviso. Susi se asustó y le lanzó un rayo. El rayo más mierda de todos, de electricidad, un rayito que nunca ha hecho nada productivo, más que debilitar a los enemigos. Pues está vez los dados se alinearon para formar un crítico letal de muerte directa. Y el paladín se frió en su armadura. Master 0, Susi 1.

- Los carros locos: En el coliseo de la ciudad se celebraba una importante carrera de cuádrigas y para el gremio de ladrones era importante que ciertas personas no ganasen. Así que Susi Tormenta y una amiga guerrera, Emeldir (PJ de Helk), participarían. La carrera se convirtió enseguida en un campo de batalla, con virotes de ballesta volando por todos lados, saltos de carro a carro, apuñalamientos, cuádrigas en llamas... Al final Emeldir quedó primera, en el carro original y Susi segunda, en el carro de unos elfos que habían muerto acuchillados por el camino.

- La partida del violonchelo: Una vez más había que trabajar para el gremio de ladrones. Cierta taberna de la ciudad daba cobijo a una facción rebelde del gremio. Era necesario que determinados tipejos no volviesen a abrir la boca. El plan era sencillo: matar a los traidores, proteger a los leales y librar a los inocentes de sufrir daños. Al final murió hasta Piter. La taberna se incendió y gracias a un pequeño hechizo de Simkin las grietas se agrandaron y bueno, la taberna se hundió hasta sus cimientos. Otro éxito más del escuadrón de las sombras.

- Casi nos come un árbol: De nuevo un trabajito para el gremio. En esta ocasión para Susi y Bazrag (un uruk de Khazum). Había que interceptar a un cofre de oro que viajaba escoltado por una docena de guardias. La cosa parecía sencilla, pero un par de pifias en nuestra emboscada impidieron que el plan resultase exitoso y nos hicieron prisioneros. El grupo fue emboscado por otros bandidos y murieron muchos guardias, por lo que se refugiaron en el bosque. Como estaban muy diezmados pactamos con ellos que nos liberasen a cambio de ayuda. Esa noche, estabamos acampados en el bosque cuando un ent furioso se lanzó contra el campamento. Le lanzamos toda la artillería, usamos hechizos, pociones y acero para parar un tren, pero el ent estaba berserker y no hubo manera. Al final murió de aburrimiento después de pasarnos toda la tarde-noche para librar ese combate.

- El escuadrón de las sombras ataca: Simkin y Susi unidos de nuevo en una misión para los ladrones. Una cofradía de ladrones que no pagaban tributo se había asentado en la ciudad. Se sabía muy poco de ellos y teníamos que investigar qué estaba pasando, además de debilitar su aparato logístico. La misión se resolvió como sólo dos profesionales saben hacer. Una labor de investigación criminalística que haría palidecer a Grissom. Y sólo torturamos hasta la muerte a una persona. Joder, si la prostituta aquella hubiera hablado desde el principio no habría sido necesario buscar a su hijo para coaccionarla. Y si no hubieramos tenido que buscar al chaval, su amigo no se hubiera quedado paralítico. Y si aquel camello cabrón no hubiera intentado timar a Susi con la Piedra Bruja, el hijo de la puta no hubiera muerto de sobredosis. Con el cariño que le cogimos. Si iba a ser nuestro aprendiz y todo.

Aquí habría que aclarar también que a estas alturas Susi Tormenta era tan caótica maligna que el Rey Brujo parecería Pitufina a su lado. Simkin también era muy maloso, tanto que se había expulsado así mismo de los magos y se había autoproclamado nigromante. Por eso que no os extrañe que hiciésemos esas cosas en la partida. Sólo estábamos interpretando.

- El escuadron de las sombras ataca (II): Continuación de la partida anterior, esta se convirtió en la última partida de Susi, así como también de Simkin. Una vez que sabíamos quienes eran los tipos esos era hora de darles duro. Varias casas de la cofradía acabaron en llamas o derruidas, sello inequívoco de dos pejotas carismáticos como Susi y Simkin. Al final descubrimos que los tipos estos estaban financiados por una secta de magos que se refugiaban en un templo cercano. Y para allá que nos fuimos. Y resulta que aquello era una emboscada. La cosa acabó en un combate en un sótano contra una decena de magos y otros tantos guerreros. Y nosotros éramos dos. Pues a pesar de todo les dimos por el culo. Pero claro, eran diez veces más que nosotros y acabaron matándonos. Aquí Susi protagonizó una escena que ha dado lugar a un dilema filosófico, el Dilema de la Puerta. Hablaré sobre él mañana. El caso es que al final tanto Susi como Simkin murieron en aquel sótano.

La verdad es que, aunque fue un combate épico, no fue una muerte legendaria, de esas para escribir un cantar de gesta. Pero la verdad es que fue la muerte que corresponde al estilo de vida que llevó Susi. Siempre al borde de la muerte, jugando al límite, en una espiral autodestructiva, auténtico PJ cyberpunk del medievo.


Y esas fueron las doce partidas de Susi. Doce partidas en las que conseguí guiar al personaje hasta nivel seis. Sin duda este personaje ha sido el que más he jugado y con el que más me he encariñado. Tanto en tiempo de juego, como en número de partidas como en niveles alcanzados (esto sólo aplicable al MERP), ha sido mi personaje más longevo. Ya sabéis que el MERP es un sistema duro en cuanto a experiencia. Subir de nivel es dificil, y cada PJ sube independientemente de los demás del grupo. Si combinamos esto con una tendencia masteril a cargarse a los pejotas que empiezan a ser demasiado poderosos tenemos como resultado que pocos pejotas alcanzan el nivel cuatro, y casi ninguno sobrevive para contarlo. Así que llegar con Susi hasta nivel 6 ha sido todo un logro.

Uno de los muchos logros de este pejota que llegó a tener una personalidad bastante marcada, que le fui desarrollando a lo largo de esas 12 partidas. Susi, como personalidad base, era juerguista y temeraria y su motivación no era otra que vivir aventuras y enriquecerse. Eso se fue acentuando hasta llegar a ser un PJ bastante gamberro y despreocupado de la vida. Y no precisamente de su vida, que también, sino sobretodo de las vidas de los demás. Llegó un momento en que Susi ya no mataba por dinero ni por necesidad. Susi mataba por gusto. Y después bebía la sangre de sus víctimas, práctica poco higiénica pero realmente aterradora para los enemigos que la presencian.

Pero no es que Susi fuese malvada por que sí. Al principio, como la mayoría de mis personajes, empezó siendo caótica neutral. Pero claro, al dedicarse a la picaresca desarrolló enseguida una predisposición hacia el mal. Esa predisposición se combinó con el episodio de locura de la partida de Los hombres de Harrison, y ahí comenzó su gusto por la sangre. A partir de ahí no hice más que interpretar que el personaje se estaba viendo envuelto en esa vorágine de muerte y destrucción.

Pero tampoco penséis que Susi Tormenta era una especie de monstruo sanguinario. Ella realmente era una chica dulce, delicada, femenina y tremendamente sexy. Especialmente su cuerpo. Esto, combinado con su carisma, hacía que una de las habilidades frincipales de Susi fuese seducir. Pocos (y pocas) eran los que se resistían a los encantos de Susi. Su vida sexual fue tan turbulenta y activa como a la vez plena y satisfactoria.

Sólo hay una cosa que Susi nunca hizo: matar a otro PJ. No es que yo como jugador no mate a otros pejotas. Yo creo que si la interpretación ha desembocado en eso es necesario hacerlo como si de un PNJ se tratase. Y siendo Susi tan caótica maligna habría sido un espectáculo delicioso su manera de hacerlo, tal y como hizo con hasta 41 penejotas. Pero sencillamente es que nunca se dio la circunstancia. Susi siempre estuvo rodeada de gente amistosa.

Pero aunque nunca mató a otro PJ, Susi tenía un pequeño vicio que no era muy popular entre sus compañeros de armas. A Susi le gustaba jugar a los médicos. Pero no del modo cochino que estáis pensando. Bueno, ese modo también le gustaba, pero ahora me refiero a jugar a los médicos de verdad, médicos de los que operan.

La verdad es que tengo que reconocer que esa es una debilidad mía como jugador. A casi todos mis pejotas les gusta realizar operaciones de emergencia sobre los pejotas de los demás. Ha habido veces memorables, como la vez que curé a una maga mutante de Helky a la que los malos habían rajado en canal metiéndole drogas variadas dentro de la herida y cosiéndola con alambre, una alfombra y 15 metros de cuerda. O la vez que fui a operar a un PJ de Khazum que se había roto el brazo y para evitarlo reventó un molotov que nos prendió fuego a los dos.


Pero lo mejor de Susi es que intentaba operar sin tener ninguna habilidad médica, ni siquiera primeros auxilios. Una vez que a Simkin le dio una apoplegía incluso estuve a un tris de hacerle una trepanación con un berbiquí de pícaro para reventar puertas. Sólo cierta pena por el mago me impidió hacerlo. Bueno, eso y que gracias a la intervención del master, al no tener un diploma médico, los penejotas amigos de Simkin no me permitieron realizar la intervención. Eso del diploma me jodió en varias ocasiones así que lo que hice fue ir un día a un médico y, mientras se preparaba para operarme de no se qué enfermedad que me inventé sobre la marcha, le robé su título. La pena es que justo después fue cuando la emboscada del templo. Así que nunca pude aprovecharme de tener un diploma médico robado y falsificado. Una pena.

Y ya poco más se me ocurre que contar sobre Susi Tormenta. Habréis notado que las imágenes que sazonan el post, aparte del dibujo de Royo, son escaneados de la ficha de Susi, la parte de atrás de la ficha y la hoja de apoyo. En la hoja de apoyo incluso podéis ver la última tanda de puntos de vida de Susi. Un par de intentos de sobrevivir a base de drogas (+22 y +16 PV) no significaron ninguna diferencia. También se ve un cacho de papel con el dibujo original de Royo, coloreado a lapiz por mi, grapado justo encima del dibujo fotochopeado con los cuchillos.

Y punto final. Termino aquí por que ya sabéis que yo puedo hablar horas y horas sobre mis personajes, y tampoco se trata de aburriros. Sólo una pequeña reflexión final a modo de consejo: a la hora de crearse un personaje lo más importante no es ver si va a ser bueno en armas o en hechizos o en lo que sea, sino si va a ser un personaje bueno para rolear, divertido de jugar y divertido de interpretar. Y con divertido no me refiero a que sea un personaje cómico, sino a que se pueda interpretar bien y ofrezca muchas posibilidades. Os aseguro que si diseñáis a los personajes pensando en lo que puedan ofrecer a la hora de rolearlos en vez de a la hora de jugarlos, vuestras partidas serán mucho más satisfactorias.

miércoles, 17 de junio de 2009

'Los px por el Todo'. Entrega LXVI

Bueno amigos, otro miércoles más tenemos la prueba de los px. Esta semana tenemos una prueba, que espero sea más fácil que la anterior.


¿A qué Todo pertenece la imagen?. 25 px para el primer y único acertante.

La fuerza está contigo, joven madrileño. Episodio III: "La Mentira de la Prensa"


En una galaxia muy, muy lejana...


La Mentira de la Prensa

...Es tiempo de caos en la galaxia.
El Imperio se desmorona por una crisis larga y ardua con la Federación de Comercio.
Pero eso no es todo, una vez más unos periodistas del sistema EP
intentan informar a los incautos de lo que acontece en
la galaxia.

Se sirven del poder oscuro de la fuerza para ocultar,
mentir y malinformar a las personas de libre pensamiento.

Un grupo de rebeldes, los Simios de Rol, luchan en silencio contra esas injusticias,
informando y
mostrando la verdad de la noticia.
Los escudos anti-información de la ciudad de Hokugali, enclave central de los rebeldes, resisten día y noche los incesantes bombardeos orbitales de información a los que les someten, para domniarlos, los cruceros imperiales.

¿Cuánto aguantarán?. Solo podemos resistir y esperar...







En fin y ahora fuera de coñas y después de esta magnífica introducción, solo quería comentar acerca de lo que encontré el otro día en un diario de prensa digital, en el que hablaban sobre Star Wars: The Exhibition. En este caso el artículo era de Europa Press. No todo lo que decía el artículo estaba mal, y quién tiene boca se equivoca. Pero creo que si se hubieran acercado a la exposición de verdad, hubieran comentado de manera totalmente diferente acerca de ella.

En el artículo, resumían el contendio de la exposición, y en un párrafo se decía lo siguiente:

"Los objetos, seleccionados cuidadosamente por LucasFilm, cubren diferentes temáticas: naves espaciales, algunas a tamaño real, vehículos, personajes (muñecos), vestidos, escenarios, bocetos, dibujos o maquetas.

Cada una de estas piezas permitirá al visitante conocer y ahondar en las historias que se suceden a lo largo de los seis episodios. En este sentido, el visitante podrá ver a sus personajes, descubrirá de dónde proceden, cómo visten y cuál es su papel en la historia galáctica."

Ejem, repasemos; Naves y vehículos: estaba un Naboo Figther, la vaina de Sebulba (a trozos), la vaina de Anakin, una moto spider de Endor y poco más; Maquetas: La de las gradas del estadio de la carrera de vainas, algún edificio de las películas, algún bicho...

En fin que si con esa chufa que llevaron a la exposición pudieramos ahondar y conocer toda la historia que se enmarca en los seis episodios de la saga, incluyendo su papel en la historia galáctica. Solo nos enteraríamos de que hay dos que están enamorados, que ella vestía así. Que había uno que iba de negro, otro ser extraño verde, un hojalata dorado, un tipo con armadura, y todos pegaban a unos tipos peludos que parecían osos y ositos...era así la historia, ¿no?

No hablaban de la situación de la Galaxia, del dominio del imperio, de la Federación de Comercio, de la Alianza rebelde, de la desaparición de la Orden jedi. Espera no hablaban de los caballeros yedai en la exposición. !Serán cabrones¡





Seguimos:

"Asimismo, conocerá las naves con las que viajan y luchan, así como también sus armas, y conocerán secretos sobre la creación de los escenarios donde tuvieron lugar episodios muy conocidos y que ya forman parte del imaginario colectivo."

¿conoceremos las naves con las que viajan y luchan?, pero es que hay más naves, o son las mismas de antes. !Te estás repitiendo¡. No será que la exposición está falta de material y no te atreves a decirlo porque te han sobornado para que le pongas buena nota en tu artículo ¿no?. ¿Cuál fue el precio? ¿Con qué te compraron?. Unas entradas a la exposición, o a lo mejor algo más...Todo para que la papada de Lucas se atiborre de dinero.

"El imaginario colectivo". Ya lo entiendo, te estás imaginando como será la exposición , porque no has ido ni vas a ir, pero tus jefes te han encargado este artículo, ¿me equivoco?. Que falta de profesionalidad.

Por último, y lo que más me gusta del artículo...

"Como novedad, todos los visitantes tendrán la opción de participar en una sesión de entrenamiento en la 'Escuela Jedi', donde dos de los maestros de la orden Jedi deben iniciar un entrenamiento de nuevos 'padawan' para poder derrotar al lado oscuro de la Fuerza."

Vaya, aquí dice que TODOS los visitantes puden convertirse en jedis por un día. !MENTIRA¡ La zona de entrenamiento yedai, y de conversión de padawans, estaba restringido a niños pequeños. !PUAJ¡. Pobre Nimendil, que tuvo una depresión cuando le dijeron que no podría ser Jedi aquel día. Vaya mierda de escuela yedai.

El lado oscuro lleve al periodista (por llamarlo de alguna manera) que escribió ese artículo. En fin esto es todo: !Abajo con el cuerto poder¡ !Abajo con el periodismo corrosivo¡

Comenta con nosotros. Hasta el pequeño Cthulhu lo hace desde su nuevo móvil con tecnología 3G.

Comentad, comentad. Cuanto más comentéis, antes volverá Cthulhu desde su encierro abisal en R'Lyeh.